Witch Watch: Villa Alcantarilla está en peligro en la tercera entrega de la saga de brujas

Todo estaba bien en la vida de Tiga Whicabim y las brujas de Ciudad Ritzy, hasta que unos colores extraños comenzaron a filtrarse en el mundo blanco y negro de su mundo mágico.

Las brujas más glamurosas de todos los tiempos están de regreso en SM. Es muy probable que sepas de quiénes estamos hablando si ya leíste Witch Wars y Witch Switch, los dos primeros volúmenes de esta divertidísima serie escrita por Sibéal Pounder e ilustrada por Laura Ellen Anderson.

En ese caso recordarás que Tiga Whicabim, la protagonista de esta historia, descubrió que su mamá se llama Gretal Green y que es una inventora de la Asociación Mundial de Afuera del Desagüe. También supo que es originaria de Ciudad Plata, la segunda ciudad más grande de Villa Alcantarilla, la cual ha permanecido desierta desde el Gran Éxodo. Es allí a donde Tiga planea dirigirse en busca de su madre.

En eso estaba Tiga hasta que un día, de la nada, colores extraños comenzaron a filtrarse de nuevo en el mundo blanco y negro de Villa Alcantarilla. Primero fue una manzana verde y luego la desagradable señorita Heks, su antigua tutora, que ha vuelto del mundo que hay más allá del desagüe vistiendo un horripilante vestido naranja.

Tiga empieza a sospechar. Pero pronto se dará cuenta de que la señorita Heks es solo el inicio del posible fin de Villa Alcantarilla. Ella, Fluffanora y Peggy tendrán que hacer todo lo posible para salvar la ciudad, incluso aliarse con la no muy amable Felicity Bat.

La escritora Sibéal Pounder vive en Londres y ha trabajado en publicaciones como The Guardian, The Financial Times y Vogue. Estudió Historia Moderna en St. Andrews y Cine en Yale.

Su primer libro, Witch Wars ─publicado en español por Ediciones SM─ fue nominado a los premios de libros infantiles de Sainsbury y Waterstone. La serie completa se compone de cuatro volúmenes. Recientemente, Pounder ha publicado en inglés su primer libro sobre sirenas malvadas.