‘Tinta y ceniza’: entre la novela policiaca y la histórica

La obra de Luis Bernardo Pérez cuenta la historia de Tristán Quintanilla, un joven aspirante a periodista que se ve envuelto en la investigación de una muerte sospechosa.

El autor nacido en la Ciudad de México es el ganador de este año del Premio de Literatura Juvenil Gran Angular. 

Tristán Quintanilla vive en Jalapa con su familia hasta que llega el momento de elegir una profesión. Su padre desea que estudie Leyes, para luego dedicarse al negocio familiar. Pero su hijo, con ayuda de una profesora, lo convence de dejarlo seguir su sueño: mudarse a la Ciudad de México para convertirse en periodista.

El siglo XX acaba de comenzar. El general Porfirio Díaz está en el poder y en la capital del país se respiran aires de progreso, a la vez que llegan noticias de la agitación prerrevolucionaria.

A su llegada a la gran ciudad, Tristán es víctima de un robo en la estación de San Lázaro y conoce a un militar, Martín Urdaneta, que le ayuda a recuperar su equipaje. A los pocos días, Urdaneta aparece muerto. El joven Tristán no descansará hasta esclarecer los misterios de esa muerte a la vez que descubre varios secretos de la urbe.

Tinta y ceniza, de Luis Bernardo Pérez (Ciudad de México, 1962), es la novela ganadora del Premio de Literatura Juvenil Gran Angular de México 2016. El jurado eligió la historia de este autor por su minuciosa recreación histórica de la época, y sus excelentes manejos del género policiaco e histórico.

Luis Bernardo es escritor, periodista y editor. Posee la licenciatura en Filosofía por la UNAM. Ha recibido, entre otros, el Premio Nacional de Cuento Juan José Arreola. En SM es autor de Cuentos para los días de lluvia, Sombras en el jardín y otras historias escalofriantes y El gato de humo y otros felinos extraordinarios. Entre los títulos de su autoría también se encuentran los libros de cuentos: Retablo de quimeras, Café Brindisi, Fin de fiesta y Papeles de Ítaca.