‘La noche de los batracios’: cuando un mundo fantástico habita en una isla

Los lazos familiares, la fantasía y el misterio son los elementos centrales en la nueva historia de Martha Riva Palacio Obón, una autora premiada de SM. 

Ana tiene nueve años y acaba de mudarse con su madre enferma a una isla. Ella no es muy buena para hacer amigos y se siente muy sola. Hasta que un día, nadando en el manglar, Ana se encuentra con Moé, una chica de su edad con voz rasposa, experta en encontrar bichos raros, fósiles, meteoritos y recovecos. 

Ana no tardará en descubrir que Moé es una criatura etérea y hambrienta, que ha abierto la puerta para que otras criaturas fantásticas, traviesas, pero potencialmente muy dañinas, vengan a este mundo a causar estragos.  

El carnaval está por iniciar. En la noche de los batracios puede suceder de todo: islas con hermanas gemelas, un baño indómito, espectros capaces de beberse un océano entero y un coro desafinado de anfibios. 

La noche de los batracios (Ediciones SM, 2016) es una novela llena de fantasía y misterio para lectores de nueve años en adelante. Su autora es Martha Riva Palacio Obón y las ilustraciones son de Carlos Vélez. Ella ganó en 2011 el premio de SM de literatura infantil El Barco de Vapor, la misma colección en la que se publica este libro. 

Martha nació en la Ciudad de México, y además de dedicarse a inventar historias para niños y jóvenes, también es artista sonora. Ella dice que tiene una isla en la cabeza y a veces le gusta recorrerla mientras duerme, otras se conforma con asolearse en una de sus playas mientras escribe. En los días secos en los que nada se le ocurre, sale a la ciudad con su grabadora y algunas veces ha logrado captar el canto de uno que otro batracio despistado. 

Carlos Vélez también nació en la capital mexicana y lo que más le gusta es dibujar. También le gusta bailar, leer libros y cómics. De niño vivía en el octavo piso de un edificio rojo. Cuando no jugaba con su hermana, pasaba mucho tiempo viendo por la ventana un mundo de nubes, ventanas y pequeños personajes. De grande se convirtió en ilustrador, y a la menor oportunidad dibuja unos paisajes muy lindos llenos de montañas. 
 
Publicado el 23 de junio de 2017