¿Qué sucede en el cerebro de tu hijo mientras le lees una historia?

Esa sencilla actividad se reflejará en el comportamiento de los niños y en un mejor desempeño académico, según las investigaciones más recientes. 

La actividad de leer a tus hijos desde que son bebés puede traer múltiples beneficios en el desarrollo de los niños: se refleja en el comportamiento, el desempeño académico y en su actividad cerebral. Lo anterior ha sido ampliamente estudiado y documentado por científicos de todo el mundo. Carina Storrs, de la agencia Reuters, presenta un panorama de estos estudios a través de entrevistas con los investigadores. 

Algunos estudios se hacen con escáneres cerebrales que realizan una resonancia magnética funcional. En uno en particular, se estudió el cerebro de un grupo de niños entre tres y cinco años mientras escuchaban una historia pregrabada. Los padres contestaron preguntas acerca de cuánto leen y se comunican con sus hijos.

Los investigadores notaron que, cuando los niños escuchaban una historia, se activaban varias regiones en el hemisferio izquierdo del cerebro. Estas son las áreas involucradas en el entendimiento del significado de palabras y conceptos y también de la memoria. 

“Mientras más le leas a tu hijo, más le ayudas a las neuronas en esta región a crecer y conectar en una forma que beneficiará al niño en el futuro en relación a la lectura”, dijo a Reuters Tzipi Horowitz-Kraus, una de las autoras del estudio publicado en el diario Pediatrics.

Los niños expuestos a libros en una edad temprana tienen mejores resultados en una variedad de factores, dijo el Dr. Barry Zuckerman, profesor de pediatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston. Ellos tienen mejor vocabulario, mayor alfabetización, ponen atención y se concentran mejor, y están más preparados para ir al kinder, dijo.

Los beneficios de la lectura a los niños se reflejan también en la relación padres-hijos. “Es una de las actividades más placenteras que puedes hacer con tu hijo. Hay cercanía física, y es probablemente el momento con menos prisa que puede tener un niño con su padre y se enfoca en él”, dijo Zuckerman.

Para conocer más sobre estos estudios, lee completo el artíuclo de la agencia Reuters, publicado en la revista Expansión. 

Fuente: Expansión