SM con la familia

Trabajar para la educación permite intervenir directamente en la labor apasionante y comprometida de acompañar a los estudiantes durante su descubrimiento del mundo, de sí mismos y los demás, así como contribuir al desarrollo de sus capacidades para edificar la vida digna y feliz a que aspira todo humano.

Lo anterior no significa, por supuesto, que busquemos alumnos uniformes. Cada persona debe seguir su camino; no obstante, consideramos que educar es ofrecer, mediante el proceso de aprendizaje, el más amplio conjunto posible de valores esenciales para enriquecer la personalidad y facilitar el acceso a lo bueno, lo bello, lo justo y lo verdadero.

Todo ello sería imposible sin la generosa labor de los docentes y sobre todo, sin la participación y compromiso de la institución más sólida de nuestra sociedad: la familia, cualquiera que sea su constitución. Por ello, en SM no sólo diseñamos y promovemos materiales dirigidos a alumnos y docentes, sino involucramos a la familia en la formación de los niños, adolescentes y jóvenes, pues por medio de ese vínculo podrán activar sus capacidades y manifestar los valores que propone nuestro proyecto educativo.

 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top