Sala de prensa

 Sitios flexibles: cómo diseñar el espacio físico del aula

diseno de clase

  • Un estudio de la Universidad de Salford evalúa el diseño de la clase atendiendo a seis parámetros: color, elección, complejidad, flexibilidad, conexión y luz. Una profesora de Michigan decidió hacer cambios en su aula y comparte los resultados en cada uno de estos aspectos.
¿Afecta realmente el espacio físico del aula al proceso de enseñanza-aprendizaje?
 
La respuesta es sí. Un aula no debería producir una sensación muy diferente a la de sentirse en un lugar seguro, al igual que sucede en una casa. Los estudiantes deberían entrar al aula y sentirse cómodos para aprender. El ambiente físico del aula es un aspecto a menudo olvidado, que influye tanto en el rendimiento académico como en el bienestar psicológico del alumnado.
 
¿Cómo puede el espacio físico favorecer el trabajo en equipo?
 
“Debemos dar a los niños espacios y clases que fomenten la creatividad, que les enseñe a tomar riesgos calculados, innovar y experimentar” (Mau, B., O’Donnell, Wicklund, Pigozzi y Peterson, 2010). Es importante favorecer el nivel de creatividad de los alumnos rediseñando el espacio de aprendizaje.
 
Una especie de mapa conceptual, que puedes ver en el artículo de EDUforics, sugiere un acomodo del aula para cada una de las distintas actividades pedagógicas: la clase magistral, las conversaciones entre profesor y aprendiz, la creación e innovación, la comunicación y la toma de decisiones. 
 
La universidad de Salford (Manchester, Inglaterra) realizó un estudio sobre el diseño del aula. Evaluaron el diseño de la clase atendiendo a seis parámetros: color, elección, complejidad, flexibilidad, conexión y luz . Todos ellos mostraron un efecto significativo sobre el aprendizaje (Venhemert, 2013). Una profesora de 4º de primaria de Michigan ha decidido diseñar el aula considerando cada uno de estos parámetros y destaca algunas de las ideas sobre los resultados que ha obtenido. 
 
Color 
 
“Me gustaría poder pintar las paredes del aula, aunque actualmente son de un color beige claro. Este año estoy trabajando en que predominen los colores azul y verde, para crear un ambiente tranquilo. También tenemos tres tablones de anuncios, dos en el frente y uno en la parte posterior del aula. Pongo este tipo de tablones de anuncios para que sean interactivos con el fin de mantener a los estudiantes comprometidos”. 
 
Elección
 
“Los estudiantes pueden elegir en donde se sientan. Hay varias opciones disponibles cuando se trata de asientos. Con la ayuda del personal de limpieza de la escuela, pude sacar los pupitres antiguos y traer las nuevas mesas a mi clase. Logré crear un espacio móvil en donde los estudiantes pueden ponerse de pie o sentarse en taburetes. Tengo varios puffs y almohadas que se pueden utilizar  en el suelo. He creado bancos en el rincón de lectura, algo que va a ser mi próximo proyecto de bricolaje”.
 
Flexibilidad / Conexión
 
“Gracias a este tipo de diseño, los estudiantes serán capaces de trabajar de un modo cooperativo más a menudo. En lugar de mover los pupitres de  trabajo en grupos pequeños, los estudiantes tendrán un mayor espacio para trabajar colaborativamente”. 
 
Luz
 
“Además de los cuatro ventanales de la pared de mi aula, también tenemos lámparas alrededor de las luces principales de aula. Por lo general, mantengo alguna de las luces apagadas durante la clase. El estado de ánimo es mucho más tranquilo cuando los estudiantes entran en una habitación iluminada con luz natural (o lo más naturalmente posible) en lugar de utilizar luces fluorescentes”.
 
Algunas fotografías de espacios educativos flexibles se pueden ver en el artículo de EDUforics. Visítalo en el enlace que encontrarás a continuación. 
 
Fuente: EDUforics
 
Publicado el 8 de noviembre de 2017
 
portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top