Sala de prensa

8 señales de que deberías convertirte en maestro 

maestro

  • Si posees todas o la mayoría de estas cualidades, es muy probable que seas un gran profesor.

¿Estás pensando en convertirte en un maestro de escuela primaria? Si posees todas o la mayoría de estas cualidades, podrías contribuir mucho a los niños, la comunidad y el campo de la educación. Si bien no existe una fórmula estática para ser un excelente educador, estos rasgos de personalidad forman la base esencial para tener éxito en el aula como instructor y como líder.

Compasivo. Los mejores maestros son pacientes, comprensivos y bondadosos. Pueden ponerse en los zapatos de sus estudiantes e imaginar lo que piensan o sienten y así anticiparse a sus necesidades de aprendizaje. Cuando un estudiante tiene dificultades, los buenos maestros ocultan la frustración y se abstienen de hacer comentarios dañinos que solo empeoran la situación. Por el contrario, los maestros compasivos intentarán conectar con todos y cada uno de sus estudiantes.

Apasionado. Los docentes más efectivos son personas a quienes les apasionan los niños, el aprendizaje, el arte de enseñar y la vida en general. Ellos aportan emoción al proceso de aprender e impregnan el aula con toda la fuerza de su personalidad. Los profesores más destacados son aquellos que continuamente cultivan formas de reactivar el amor por su trabajo y por la educación. Cuando los estudiantes entran a un aula con un maestro así, se puede sentir de forma instantánea que el docente está ahí para ellos, con la energía y el entusiasmo que requiere el aprendizaje.

Persistente. Los maestros no pueden ni deben rendirse. Aún con las dificultades inherentes al trabajo, los mejores profesores saben que su diligencia y compromiso son el motor para el buen funcionamiento de todo el salón de clases.

Dispuesto a tomar retos. Los obstáculos para alcanzar las metas de aprendizaje en el corto y largo plazo nunca serán pocos, pero los buenos maestros deben mantenerse enfocados en ellos. El compromiso de estos docentes con la excelencia es contagiosa y aporta un valor intangible a la experiencia de los estudiantes.

Efectivo. La capacitación continua, el conocimiento de las últimas tendencias pedagógicas, la atención a los detalles y la mera voluntad son elementos que los grandes maestros integran a su quehacer para ayudar a sus estudiantes a aprender. Es importante que los profesores sean efectivos en sus metas. Cuando su diligencia se traduce en el éxito de un estudiante, estos maestros renuevan su compromiso como educadores.

Creativo y curioso. Los maestros efectivos hacen la diferencia con sus estudiantes al pensar fuera de la caja, y al no tener miedo a usar técnicas que no han sido exploradas antes. En lugar de que el proceso les parezca cansado o frustrante, estos educadores disfrutan los enigmas detrás de cada grupo de estudiantes, ya que tienen la oportunidad de usar sus habilidades de resolución de problemas en formas novedosas.

Optimista. Ni se te ocurra convertirte en maestro si eres de esas personas que ven el vaso medio vacío. El optimismo juega un importante rol en la enseñanza, ya que las expectativas del profesor suelen determinar los resultados de los estudiantes. Es decir, los buenos maestros saben que sus alumnos solo tendrán éxito en la medida que son alentados y apoyados. Al esperar solo lo mejor de cada estudiante, los buenos profesores visualizan el éxito de los estudiantes mucho antes de que suceda. Este es uno de los aspectos más mágicos de ser un maestro.

Flexible. No existe tal cosa como un día “típico” en la vida de un profesor. Los buenos maestros aceptan cada día con una mente abierta y con sentido del humor. No se desaniman fácilmente por obstáculos en el camino o cambios en la programación. Una multitud de factores impactan su vida cada día, por lo que los educadores potentes siempre están dispuestos a cambiar de rumbo cuando sea necesario, y con una sonrisa.

Fuente: ThoughtCo

Publicado el 31 de mayo de 2018

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top