Sala de prensa

Regreso a clases: ayúdalos a crecer

regreso a clases

  • Una psicóloga y asesora en crianza explica cómo debe ser el acompañamiento de los padres al retomar las rutinas y responsabilidades.
El próximo 21 de agosto, las escuelas mexicanas de educación básica volverán a abrirse y recibirán millones de niños para comenzar un nuevo ciclo escolar. Aún queda tiempo para prepararse y ayudar a que nuestros hijos comiencen la nueva etapa de la mejor manera posible. La psicóloga y asesora de crianza Emilia Canzutti, compartió con el diario argentino Clarín algunos consejos para restablecer las rutinas y horarios que fueron flexibilizados durante las vacaciones. 
 
“Las rutinas implican hacer las cosas de todos los días más o menos de la misma manera, y en los mismos horarios. Ayudan a los niños a organizarse, a regular su día. Les otorgan confianza y seguridad ya que al saber lo que va a pasar, pueden anticiparse y prepararse para lo que viene. Las rutinas evitan ansiedades y angustias en los chicos”, advierte Canzutti.
 
La experta anima a los padres a hablar con los chicos sobre sus sentimientos acerca de la nueva etapa. Algunos niños pueden tener temores o fantasías por lo que viene. Cualesquiera que sean dichos sentimientos, es importante dejar que sean expresados, aceptarlos y no descalificarlos.
 
Cuando los hijos han comenzado un nuevo curso, “es importante observar que estén cómodos y a nivel con lo que la maestra enseña”, recomienda la especialista. Desde el principio es útil saber en qué áreas cada niño se siente fuerte y seguro, y en cuáles hay que estimularlo y ayudar. Lo último significa, dice Canzutti: “alentar a que persevere, explorar junto con él las dificultades y darle herramientas”.
 
Otra etapa de preparación tiene que ver con la compra de libros y útiles escolares. La experta recomienda hacer la mochila con los hijos, cuando estos son más pequeños. En cuanto a las tareas que vendrán después, “es importante enseñarles a hacerse responsable de su aprendizaje desde el inicio”, advierte la argentina. “No esperemos a que esté en secundaria para pedirles que sean responsables de sus estudios”.
 
Por eso, cuando llegan del colegio, ellos deben ser quienes abran la mochila y ver cuáles son sus deberes. “Al principio cuando son chiquitos lo harán junto con nosotros, luego delante nuestro e irán alejándose más a medida que pasan los años hasta el momento en que puedan hacerlo solos. De a poco adquirirán el hábito, ya se habrán independizado y estarán listos para hacerse responsable de su estudio”.
 
Al dejar que se equivoquen, y que experimenten las consecuencias por no cumplir con lo que ha pedido el maestro, se harán conscientes de que la tarea no se hace sola y que no es obligación de los papás. “Los más chiquitos necesitarán más apoyo, sostén, una mirada atenta e interesada, tal vez estar junto a ellos para hacer la tarea. Pero no debemos estar para criticarlos u observando lo que hacen mal”. 
 
En opinión de Canzutti: “los papás no estamos para corregir o exigir que la tarea se realice bien, para eso está la maestra, nosotros estamos para que se haga”.
 
Si deseas leer el artículo completo de Emilia Canzutti, visita el enlace que encontrarás más abajo. 
 
Fuente: Clarín
portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top