Sala de prensa

¿Qué pasará cuando los estantes del hogar se queden sin libros?

lecturaencasa

  • Un artículo de The New York Times se pregunta por las repercusiones que tendrá en los chicos el consumo de productos culturales digitales por encima de los físicos.

Las bibliotecas del hogar tienen un efecto directo en el nivel de lectura de los estudiantes, como demostró un estudio realizado en el año 2014 en más de 40 países. Los investigadores encontraron que el número de libros en los estantes caseros era el segundo factor más importante en el desarrollo de los hábitos lectores de los jóvenes, sólo después del Producto Interno Bruto.

La investigación publicada en la revista Social Forces fue citada por el diario The New York Times para hablar sobre un hecho de la vida contemporánea: los productos culturales digitales están en proceso de sustituir a los productos físicos. En lugar de libros en el estante, se acumulan los títulos electrónicos en las tabletas. En lugar de discos o CD’s, utilizamos programas para escuchar música en streaming. En lugar de películas en cassette o DVD’s, sumamos suscripciones a plataformas de video como Netflix. Pero según el articulista, Teddy Wayne, la pérdida de materiales impresos en la vida cotidiana de los hogares puede tener mayores repercusiones en el desarrollo intelectual de los hijos.

Cada vez es menos común que los niños vean un periódico en la mesa del desayuno y que puedan elegir un libro del estante que simplemente llamó su atención. “Los medios digitales nos entrenan a ser consumidores de banda ancha más que personas meditativas”, dice el autor. “Cuando bajamos o escuchamos en streaming una canción, un artículo, libro o película, lo consumimos (si no nos abruma la oferta infinita) y avanzamos con el siguiente producto inmaterial”.

Elegir una opción entre productos físicos, en cambio, es una actividad curatorial y una búsqueda de archivo: “Te obliga a examinar cada objeto lentamente y te lleva a encuentros inesperados”, dice Wayne. Algunas aplicaciones como Amazon o iTunes permiten compartir las compras digitales con los miembros de la familia. Sin embargo, nunca será lo mismo a crecer en un entorno rodeado de libros físicos. Las consecuencias de lo anterior en los nativos digitales sólo se podrán conocer con el tiempo.

Fuente: The New York Times

Publicado el 20 de diciembre de 2015.

Tags: 
portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top