Sala de prensa

¿Por qué es importante enseñar a los niños a contar historias?

  • Más allá de la gramática, esta es una habilidad cada vez más crucial tanto para la vida espiritual como profesional.

Los maestros de lengua suelen enfocarse en que sus alumnos aprendan cuestiones de gramática, pero cada vez ponen menos énfasis en enseñar a narrar historias. Para Tim Lott, periodista del diario británico The Guardian, esto implica restar importancia a la creatividad de los niños. Además, sostiene, contar historias es una habilidad crucial hoy en día para la vida espiritual y profesional.

“Los políticos deberían saberlo mejor que nadie. Ellos cuentan historias como esta: ‘Si votan por nosotros, el país será fuerte y estable”, escribe Lott. Estamos rodeados de historias, añade, desde las que nos contamos a nosotros mismos y a otros, hasta las que vemos en la televisión.

Según Lott, es perfectamente posible enseñar a narrar historias y evaluar dicha capacidad. Él lo sabe porque es profesor, aunque sus alumnos sean adultos. “La gente dice que los niños son narradores natos, pero esto no es tan cierto”, asegura el autor. “La historias de los niños pueden ser encantadoras, pero también pueden ser aburridas si no incorporan los elementos necesarios; si no tienen sentido ni dirección”.

El periodista está convencido de que una historia funciona si incorpora un conjunto de elementos medibles. En su opinión, los profesores deberían enseñar sobre estructura, arcos narrativos y cualidades de los protagonistas y antagonistas. Sobre discursos reales y diálogos de ficción. Sobre eventos dramáticos y otros principios del arte de narrar historias.

“La técnica (que no el talento) para contar historias se puede enseñar y evaluar, de la misma manera que la gramática”, insiste Lott. Si bien es cierto que una historia puede ser tan compleja como la música o las matemáticas, hay que saber que hay una carpintería detrás. A veces no sabemos esto debido al mito romántico de la “inspiración”, considera el periodista, quien concluye su artículo de la siguiente forma:

“Este es un tema fascinante, fructífero y en buena medida, cuantificable. Deberíamos incorporarlo al currículo (...) De esta manera, puede haber un final feliz para lo que hasta ahora ha sido una triste historia”.

Fuente: The Guardian

Publicado el 15 de junio de 2017

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top