Sala de prensa

PIB y educación, ¿cómo se relacionan?

PIB y educacion

  • Brasil aprobó destinar a la educación el 10% del PIB. México gasta el 6.2%. ¿Es suficiente incrementar el porcentaje del PIB en educación para mejorar la calidad del sistema educativo?

El Congreso de Brasil aprobó destinar el 10% de su Producto Interno Bruto (PIB) a la educación. Con esta medida aumentará considerablemente el porcentaje de su presupuesto actual (6.4). El incremento se llevará a cabo de forma progresiva: en los primeros cinco años se incrementará al 7%, para alcanzar la décima parte en 2024 y, con ello, entregar un total de 232 mil millones de dólares a la educación en ese país.

Como ya se sabe, el PIB de un país mide el conjunto de bienes y servicios producidos; en este sentido, hablar sobre el porcentaje de PIB destinado a la educación es hablar sobre el porcentaje que un país invierte en la educación de sus ciudadanos (gasto programable). El gasto absoluto es la cantidad que se gasta en cada alumno. 

¿Qué tan de la mano van el PIB y la educación? De acuerdo a una investigación realizada por los economistas Hanushek y Woessmann para obtener una medida de comparación entre países, “un aumento de 25 puntos en los resultados del informe PISA, se traduciría en un incremento del 3% del PIB de una nación”.

José García Montalvo, catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra, señala que en los países considerados como desarrollados, los trabajadores muestran una formación superior que en los países menos desarrollados, y que esta “causalidad” se repite en diversos estudios que apuntan a la educación como un precedente del crecimiento económico.

Sin embargo, invertir grandes cantidades del PIB en la educación no garantiza que ésta sea de calidad ni que aumente el número de personas con educación. En 2010, México destinó el 6.2% de su PIB a la enseñanza, superando a países como Brasil, España y hasta Suiza, de acuerdo al informe Panorama de la Educación de la OCDE, pero los resultados no fueron los esperados debido a la incorrecta distribución del presupuesto a cada una de las diferentes áreas. Para que la inversión en la educación dé frutos, se deben revisar muchos otros temas como la política educativa, la infraestructura, la autonomía escolar y los contenidos de los programas educativos, entre otros.

¿Invertir más en la educación de México podría ayudar a mejorar el sistema educativo? ¿Cuál es su opinión?

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top