Sala de prensa

Mejorar los espacios de aprendizaje empoderando a los usuarios de la escuela

espacios

  • No se debería de pasar por alto la importancia de renovar y construir espacios físicos que impacten de manera positiva el aprendizaje de los alumnos.

Este texto fue escrito por Andreas Schleicher, Director de Educación y Habilidades de la OCDE, y publicado originalmente en inglés, el 15 de junio de 2018, en el blog de la organización internacional.

En un viaje a Finlandia a mediados del invierno, visité una escuela donde todos los estudiantes dejan sus botas de nieve en la entrada de la escuela y caminan en calcetines durante el resto del día. Tuve una experiencia similar en Nueva Zelanda, donde ver estudiantes descalzos es común en tiempos de calor. En cada caso, los estudiantes se sentían tan cómodos en la escuela como en su casa.

Y aunque esta es una parte fundamental, tenemos que hacer más que solo asegurar la comodidad y la seguridad de los alumnos en las escuelas. El reto más grande es generar un ambiente de aprendizaje efectivo que incentive a los alumnos a construir el portafolio de conocimientos y habilidades que necesitarán para triunfar en el siglo 21.

Cuando he visitado escuelas en todo el mundo, he sido testigo de cómo muchas han reacomodado su espacio físico, tanto dentro como fuera de los edificios escolares, para ajustar sus objetivos de aprendizaje y sus prácticas docentes. En algunos casos, los edificios de la escuela y sus alrededores han sido diseñados para responder a las necesidades cambiantes de sus usuarios. Sin embargo, con mucha frecuencia, es evidente que se dejan del lado las necesidades de los alumnos, maestros, staff y líderes escolares.

Cuando los estudiantes de los países de la OCDE cumplen 15 años, habrán pasado en promedio más de 7,500 horas dentro de un edificio escolar. Por eso es importante considerar el impacto potencial de un diseño espacial centrado en los usuarios. Lo mismo puede decirse de maestros y líderes escolares que regularmente están obligados a adpatarse a los escenarios existentes en las escuelas en lugar de sentirse empoderados para darles forma activamente.

Muchas veces pasamos por alto la importancia de renovar y construir espacios físicos de aprendizaje, de forma que apoye de manera positiva y no impida la introducción de una pedagogía innovadora.

Las escuelas son más que solo lugares de aprendizaje para niños. También son espacios de trabajo. Los adultos que han elegido construir sus carreras en una comunidad de aprendizaje están bajo una presión constante de cumplir las altas expectativas de los padres, el sistema educativo y la sociedad en general. Responder de manera adecuada requiere que la profesión docente dedique más tiempo al aprendizaje con sus pares, y al desarrollo profesional. Así que los edificios escolares también necesitan ofrecer espacios apropiados para que los maestros colaboren, aprendan e innoven juntos en equipos multidisciplinarios. Sin embargo, muchas veces no se cumple esta expectativa.

Por eso lanzamos el documento Encuesta de las Escuelas de la OCDE: Mejorando juntos los espacios de aprendizaje (en inglés), que le da voz a aquellos que están en las escuelas todos los días. Esta herramienta única de la OCDE consiste en tres cuestionarios para estudiantes, maestros y directivos. Pueden usarse para recolectar y triangular evidencia sobre el uso de los espacios de aprendizaje, y también para pedir opiniones de los usuarios de la escuela.

La encuesta se centra en cinco áreas relacionadas con los espacios de aprendizaje en las escuelas: el ambiente físico y su uso; la tecnología, la comodidad y la seguridad; las percepciones de los espacios de aprendizaje; y la satisfacción general con las instalaciones escolares.

Los resultados de la encuesta pueden usarse a nivel escolar para apoyar las mejoras continuas y el uso inteligente del reacondicionamiento de las instalaciones escolares. Pueden ofrecer una mirada profunda en cómo los espacios físicos moldean las prácticas escolares y afectan al aprendizaje y bienestar de los estudiantes.

Esperamos que la herramienta pueda ser útil a los líderes escolares, maestros, autoridades locales, administradores de la escuela, y gobiernos nacionales alrededor del mundo que busquen maximizar el impacto educativo de sus inversiones en la construcción y reacondicionamiento de los ambientes físicos de aprendizaje. Al hacer esta encuesta y ponerla al alcance del público, queremos incentivar a las escuelas del mundo a experimentar, aprender y compartir los resultados con sus pares.

Nuestro siguiente paso será explorar las opciones para hacer que esta encuesta pueda estar disponible en varios idiomas. Nuestra meta es mejorar los resultados del aprendizaje y el bienestar de los estudiantes en todo el mundo.

Fuente: OCDE

Publicado el 5 de julio de 2018

 

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top