Sala de prensa

Los efectos de la música en el cerebro de los niños

musica

  • Diversos estudios han demostrado que escuchar música desde edades tempranas ayuda a desarrollar la memoria, la creatividad y crea mayores conexiones entre las neuronas.

En una entrada anterior de este blog hablamos de los beneficios cerebrales que puede traer a los niños pequeños escuchar cuentos desde mucho antes de que conozcan las letras. Algo similar sucede con la música, que no es simplemente un elemento de relajación o diversión, sino que también es un motor para el desarrollo de la memoria, la coordinación y la sensibilidad de los pequeños.

El blog musical Que te Escuchen dedica un artículo a analizar los efectos que la música tiene en el cerebro de los niños. De acuerdo con diversos estudios citados por la página, los chicos que crecen escuchando canciones y melodías generan una mayor cantidad de conexiones neuronales. Lo anterior, explican, sucede por las siguientes razones:

  • Aumenta su capacidad de memoria, atención y concentración.
  • Mejora la habilidad para la resolución de problemas matemáticos y de razonamiento complejo.
  • Contribuye a que los niños/as puedan expresarse e interactuar entre sí.
  • Al combinarse con el baile, estimula los sentidos, el equilibrio y el desarrollo muscular.
  • Estimula la creatividad y la imaginación infantil.
  • Enriquece el intelecto.
  • Aumenta la autoestima.

El impacto directo de la música es fácilmente reconocible por los adultos, ya que una canción puede afectar nuestro estado de ánimo y/o enriquecer nuestro día. Pero escucharla desde la primera infancia además tiene efectos en distintas funciones del cerebro, las cuales repasamos a continuación.

Inteligencia. Según explica el blog Que te Escuchen, los niños nacen con billones de neuronas en el cerebro, que si no son utilizadas se pierden con el tiempo. Al recibir estímulos de la música, estas se activan y se desarrollan, lo que después les facilitará a los chicos el aprendizaje.

Emociones. Los estados de ánimo están directamente vinculados a la música. Igual que nos pasa a los adultos, la música suave ayuda a calmar a los niños, mientras que la música creativa ayuda a estimularlos y a activarlos.

Cantar y bailar canciones y/o escuchar melodías tiene efectos, además, en la memoria, el entendimiento y la salud de los niños. Si te interesa profundizar en estos aspectos, te invitamos a visitar el blog enlazado a continuación.

Fuente: Que te escuchen

Publicado el 25 de agosto de 2017 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top