Sala de prensa

 La OCDE presenta hallazgos sobre el aprendizaje activo

ocde13feb

  • La organización elaboró un reporte que relaciona tres tipos de estrategias de enseñanza con las características de la escuela, el aula y el rendimiento de los alumnos.

El propósito de la educación es preparar a los niños para un mundo que cambia a gran velocidad. Hoy, la docencia enfrenta el reto adicional de que las aulas son cada vez más diversas. Por eso se requiere una adaptación de las estrategias de enseñanza, afirma el analista Pablo Fraser en un artículo del blog educativo de la OCDE.

Un documento elaborado por la organización busca contribuir a este debate, al proveer información sobre las estrategias de enseñanza que utilizan los maestros de matemáticas de ocho países. Al relacionar los datos con las características de la escuela, el aula y el rendimiento de los alumnos, se busca contribuir a mejorar los procesos de aprendizaje de los estudiantes.

El análisis de los datos mostró que las prácticas de enseñanza pueden clasificarse en tres grupos:

·         Estrategias de aprendizaje activo. Promueven el compromiso de los estudiantes con su propio aprendizaje. Incluyen prácticas como el trabajo de grupo, el uso de información y tecnologías y la auto-evaluación de los estudiantes.

·         Activación cognitiva. Son prácticas que motivan y estimulan habilidades más complejas, como el pensamiento crítico, la resolución de problemas y la toma de decisiones.

·         Lecciones magistrales. Se refiere a prácticas basadas en lecciones claras y ordenadas dadas por el profesor.

Todas las prácticas contribuyen al aprendizaje, y su efectividad tiene que ver con las habilidades del estudiante y el contexto. Pero los datos han mostrado que las estrategias de aprendizaje activo guardan relación con la resolución de problemas matemáticos más complejos.

El reporte mostró que las lecciones magistrales y las prácticas de activación cognitiva son las estrategias más utilizadas. Solo un tercio de los maestros reportó usar con frecuencia las estrategias de aprendizaje activo. Esto podría ser un indicador de la necesidad de desarrollar políticas públicas que apoyen a los maestros para poner en marcha estas estrategias.

Se encontró que entre más auto-confianza tenga el profesor, será más propenso a implementar estrategias de aprendizaje activo. Lo mismo que si los maestros dialogan, se apoyan e intercambian materiales con colegas. Los maestros no deberían trabajar como agentes aislados, sino comprometerse en redes profesionales y de colaboración, afirma Fraser.

Fuente: Education Today OCDE

Publicado el 13 de febrero de 2017

 

portada_blog: 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Con el propósito de evitar el spam, por favor transcriba los caracteres que aparecen en la imagen:
8 + 9 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top