Sala de prensa

La mejor maestra del mundo: “Crea confianza con tus alumnos y cualquier cosa puede suceder”

mejor maestra

  • Conoce a la profesora de artes originaria de Londres que recibió el Global Teacher Prize, un reconocimiento mundial considerado como el Nobel de la Educación.

Andrie Zafirakou es una maestra de artes y textiles en una secundaria pública del norte de Londres que acaba de recibir el Global Teacher Prize, un reconocimiento considerado como el premio Nobel de la Educación. A mediados de marzo de 2018, la docente británica recibió en Dubai un millón de dólares de la Fundación Varkey, por ser “la mejor maestra del mundo”.

El diario The Guardian ha hablado con Zafirakou tras su regreso a Londres. Ella ha pasado los últimos 12 años enseñando en la escuela Alperton Community, a donde asisten algunos de los chicos más desfavorecidos y con mayor diversidad étnica de su país. Algunos de ellos, asegura la profesora, viven con otras seis familias en la misma casa y duermen con toda su familia en el mismo cuarto. Muchas veces llegan a la escuela sucios y hambrientos, mientras la cultura de las pandillas impera en los alrededores del centro escolar.

Según la docente, esas condiciones son una parte de su motivación: “Me encanta pensar cómo puedo influir en un determinado alumno. Cómo puedo ganar su confianza para ayudarlo. Y si no funciona, pensar en algo nuevo que puedo hacer para seguir intentándolo”.

Con ese objetivo, Zafirakou aprendió algunas frases en los 35 idiomas que hablan sus alumnos. Organizó un club de cricket para niñas y cambió los horarios de ciertas actividades extracurriculares, para que los chicos sobrecargados con tareas domésticas puedan asistir los fines de semana.

Ella utiliza el arte para desarrollar la creatividad y la confianza de sus alumnos, visita sus hogares para comprender su vida familiar y los acompaña personalmente a los autobuses que los llevarán a casa después de clases para alejarlos de la violencia. En su escuela se enseña meditación, yoga, hay un club de boxeo y esta se encuentra en el 5% de las mejores escuelas del Reino Unido.  

“No tengo problemas con esperar lo mismo de estos chicos que de otros más privilegiados. Pero hay que pensar en otros factores: ¿estos chicos pudieron desayunar en la mañana? ¿Estos chicos vieron a sus padres pelear y golpearse mutuamente? Para mí, el éxito en algunos alumnos es que asistan a la escuela”, sostiene la profesora. “Es genial decir que todos tienen el mismo potencial, pero es necesario conocer el contexto personal y las vidas de los alumnos, y saber lo diferentes y complejas que pueden llegar a ser”.

Zafirakou está convencida del poder de las artes para construir habilidades para la vida: “Ayudan a los chicos a comunicarse, los ayudan a establecer sus temperamentos. Ayudan a plantear verdaderos retos y sacarlos de su zona de confort. Construyen habilidades sociales al permitirles hablar de su trabajo con confianza, evaluar una pieza de arte, analizar un personaje de una obra. El arte crea habilidades sociales que todos los niños necesitan”.

Al final de la entrevista, la reportera de The Guardian le pregunta a Zafirakou qué se diría a sí misma si pudiera volver al pasado a su primer día como profesora. Ella lo piensa cuidadosamente: “Me diría que lo más importante es construir relaciones. En lugar de preocuparse demasiado por el currículo o por tener un ambiente estricto en el aula, construye relaciones primero. Conecta con tus alumnos, entérate de sus intereses. Construye la relación, crea la confianza, y entonces, todo lo demás puede suceder”.

Fuente: The Guardian

Publicado el 4 de abril de 2018

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top