Sala de prensa

<br /> &lt;br /&gt;

La educación del siglo XXI, en plena construcción

educacion

  • Richard Gerver —autor de Crear hoy la escuela del mañana, de la colección Biblioteca Innovación Educativa de SM—, propone potenciar la creatividad en las aulas rumbo a la edificación de la educación de este siglo.

Individuos creativos, emprendedores, críticos, competentes en las TIC, autónomos, con habilidades sociales, que se adapten fácilmente a los ambientes laborales, capaces de trabajar con cualquier persona, en cualquier lugar y momento.

Así tendrán que ser los niños del futuro. Para avanzar en una tarea como esta, el experto en educación Richard Gerver hace hincapié en incentivar la creatividad de los pequeños, ya que genera oportunidades para que se desarrolle el talento.

Gerver señala, sin embargo, que la escuela de hoy condena esa creatividad: “se nace siendo creativo —afirma—, es parte de nuestra inteligencia natural y es lo que diferencia a los seres humanos de las demás especies. El 80% de los aprendizajes se producen antes de los cinco años, después de esta edad a los niños se les empieza a dirigir ordenándoles qué deben hacer, cómo hacerlo y en qué plazos. Esto termina por obstruir las vías de creatividad que estos jóvenes poseen”.

Así como Gerver —autor de Crear hoy la escuela del mañana, de la colección Biblioteca Innovación Educativa de SM—, otros expertos de la talla de Alejandro Piscitelli, Judi Harris, Jannet Patti, David Alburu, Fernando Savater y George Siemens, proponen los siguientes puntos como los retos para la educación del futuro:

1) Se tiene que formar al ciudadano del siglo XXI en torno a una educación que fomente individuos creativos, emprendedores, críticos, competentes con el mundo digital, con habilidades sociales y que se adapten a ambientes laborales diversos.

2) Es trascendental el establecimiento de políticas públicas regionales para el desarrollo sostenible en el que uno de los pilares sea la inclusión social.

3) Se debe impulsar un liderazgo institucional basado en la construcción de un sentimiento de comunidad sólido, unido a un uso de las TIC desde y para la pedagogía y el proyecto educativo del centro escolar.

4) El ser humano es social por naturaleza, por lo que ha de aprovechar las posibilidades abiertas de la sociedad digital.

5) Contenidos + Pedagogía + Tecnología: la intersección entre tres factores fundamentales son claves para la introducción de las TIC en los procesos educativos.

6) Las TIC implican nuevos métodos de evaluación: evaluar este tipo de aprendizajes no debe centrarse, por tanto, en determinar el éxito en adquisición de contenidos sino en el dominio de las competencias del siglo XXI.

7) Hay que romper el mito de los nativos digitales, es decir, la consideración de que todos los jóvenes son nativos digitales y dominan las TIC para usos de provecho en el siglo XXI.

8) Fomento de la creatividad: existe una inminente necesidad de repensar los sistemas educativos para evitar ahogar la creatividad de los aprendices.

9) Importancia de la educación emocional: la finalidad principal de la Educación es que cada sujeto pueda alcanzar un grado óptimo de bienestar social y emocional.

10) Cooperación necesaria entre familia, escuela y comunidad: la educación no es exclusiva de las instituciones educativas, debe existir conexión y cooperación entre familia, escuela y comunidad. La educación es una cuestión de toda la sociedad.

11) Liderazgo sin burocracia: el liderazgo en una institución educativa debe tener como finalidad principal la mejora educativa de los discentes, con un liderazgo centrado en la pedagogía y alejado de la pura burocracia.

12) Objetivo: desarrollo de competencias. Los cambios de sistema educativo deben orientarse hacia la mejora competencial de los estudiantes.

13) Foco en los intereses del aprendiz: el aprendizaje debe producirse de forma natural, partiendo de sus propios intereses, teniendo en cuenta lo que ya sabe, desde la práctica y de cometer errores para ser reorientado por el docente.

14) Un nuevo rol del profesor y su formación: desde la transmisión de contenidos a la orientación y apoyo del alumno, generando las condiciones para que sea éste el que, de manera activa y experimental, construya su propio conocimiento.

15) Potenciar la nueva ecología del aprendizaje que está reconfigurando la educación y se debe entender más allá de su simple consideración como escolarización.

16) El reto de considerar todos los ámbitos educativos posibles: existe una necesidad de disrupción en el sistema educativo planteado como ente aislado de la sociedad.

17) El aprendizaje no está en los contenidos sino en las interacciones que se producen alrededor de ellos. El aprendizaje en red a través de interacciones debe consistir en agregar, remezclar y poner en práctica los conocimientos.

18) Una formación adaptada a las demandas de la sociedad del futuro que tendrá que hacerse entre todos los agentes involucrados en su desarrollo.

19) Se trata de formar a ciudadanos, no solo a profesionales eficientes.

20) Evitar la ansiedad tecnológica: la tecnología avanza a un ritmo vertiginoso, es imposible predecir qué tipo de tecnología habrá en un futuro próximo. Lo que sí tendrá que hacer la sociedad, es diseñar cómo quiere que sea la educación del siglo XXI.

Fuente: ABC

Publicado el 29 de diciembre de 2015.

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top