Sala de prensa

La desigualdad social en América Latina impide garantizar que todos los niños estudien la educación primaria: UNESCO

desigualdad-social-en-America-Latina

  • Uno de los objetivos establecidos por la ONU es la educación primaria para todos los niños y niñas; sin embargo, la desigualdad social que persiste en la región impide alcanzar el cien por ciento de cobertura.

En 2000 la ONU estableció la educación primaria para todos los niños y niñas como uno los ocho objetivos de desarrollo del milenio, y fijó el 2015 como fecha de plazo para conseguirlo. A sólo un año de vencer el plazo, ¿cuál es la situación de América Latina y el Caribe? ¿Qué tan cerca están de llegar a la meta?

En el reporte de la UNESCO, “Situación educativa de América Latina y el Caribe: Hacia la educación de calidad para todos en 2015”, Cuba es el país de esta región que se encuentra al frente en gasto público total destinado a la educación, con un 13 por ciento del PIB, seguido por Barbados que destinó el 7 por ciento. Los países de la región que destinan menor presupuesto del PIB a la educación son El Salvador que destina sólo el 3 por ciento, y Anguila, con un 2 por ciento. México se encuentra en la media con 5 por ciento, tan sólo un escalón abajo de Argentina y Brasil, quienes destinan un 6 por ciento.

Los países latinoamericanos que ya han alcanzado más del 95 por ciento en matriculación de los alumnos en educación primaria son: Cuba, México, Uruguay, Panamá, Guatemala y Ecuador. Por otra parte, quienes presenten los menores porcentajes de alumnos de primaria matriculados son Paraguay con un 85 por ciento, y Colombia, con un 90 por ciento.

En el Informe de los Objetivos de Desarrollo 2014, la ONU señaló que a pesar de que la región de América Latina mostró un incremento importante en la década de los 90, al pasar de 84 a 94 por ciento en la cobertura escolar; a partir del 2000, y hasta la fecha, el acceso a la educación primaria ha logrado pocos avances y se encuentra “estancado”, lo que impide cumplir con el objetivo.

Uno de los motivos que obstaculizan alcanzar el 100 por ciento son las altas tasas de deserción escolar en la región, que alcanzan casi el 9 por ciento en promedio. Los países que enfrentan un mayor problema de abandono escolar en la educación primaria son Honduras y Guatemala, con tasas que superan el 20 por ciento, así como Costa Rica, Paraguay, Nicaragua y Uruguay con tasas que superan el 10 por ciento. Los países que han logrado disminuir las tasas de deserción en ese nivel educativo por debajo del 5 por ciento son Brasil, Argentina, República Dominicana y Chile. México presenta una tasa de deserción cercana al 7 por ciento.

Sin embargo, la UNESCO establece en su informe como causa principal del estancamiento de América Latina, la desigualdad social que persiste en la región. En los países de la OCDE un estudiante de altos recursos tiene 5 veces más probabilidades de asistir a una comunidad escolar con mayores niveles de bienestar que un niño de bajos recursos. Esta relación se duplica en América Latina, donde un niño de familia de altos ingresos tiene 10 veces más probabilidades de asistir a una escuela de mayor nivel de bienestar que un niño de bajos recursos. “Durante la última década la tasa neta de matrículas se ha estancado, señalando como el principal desafío en este aspecto promover el acceso a los grupos más marginados. De esta manera, la disminución de la desigualdad social es crucial para poder mejorar el aprovechamiento del proceso educacional”.

Publicado el 14 de agosto de 2014.

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top