Sala de prensa

Irmeli Halinen: “En Finlandia respetamos y valoramos a nuestros maestros”

irneli

  • Una de las conferencistas magistrales del próximo SIEI narra cómo ha sido la reforma curricular que ella coordinó en Finlandia, uno de los países líderes en educación en el mundo. 
Irmeli Halinen es Directora de Desarrollo Curricular y Consejera emérita de Educación en Finlandia, uno de los países líderes en materia educativa en el mundo. Desde 2012 hasta 2016, tuvo a su cargo la coordinación de la última reforma curricular. Ha trabajado con varias organizaciones internacionales como la OIE - UNESCO, y como experta en materia curricular en países como Nepal, India, China, el Caribe y Canadá.
 
En el próximo Seminario Internacional de Educación Integral (SIEI) ofrecerá la conferencia magistral Nuevos currículos del siglo XXI. Sobre esto ha hablado Halinen en una entrevista vía correo electrónico con Educación Hoy, el blog de Ediciones SM. 
 
Finlandia tiene uno de los mejores sistemas educativos del mundo. ¿Cómo ha sido la implementación de un nuevo currículo en su país?
 
Finlandia acaba de reformar el currículo nacional para todos los niveles de educación. Los municipios y las escuelas han construído su propio currículo local basado en las pautas nacionales. Esta forma de enseñar y aprender se ha puesto en marcha desde el otoño de 2016. En la reforma fueron examinados los retos de este mundo rápidamente cambiante. Algunos elementos centrales fueron introducir la alegría de aprender, tomar en cuenta la autonomía del estudiante, mejorar las formas de pensar y aprender para incorporar habilidades, así como apoyar el desarrollo de las escuelas y fomentar las comunidades colaborativas. Se hizo énfasis en un enfoque pedagógico integral. Las escuelas de Finlandia han experimentado estos cambios durante casi dos años escolares. Al parecer, el modelo ha tenido una fuerte influencia en las prácticas escolares, así como en la manera de impartir la educación en los municipios y en la educación de los profesores. También ha activado nuevos programas de desarrollo escolar y la investigación educativa en Finlandia. 
 
¿Cree usted que un sistema educativo, el de Finlandia en este caso, puede ser exportado a otros países?
 
No creo que pueda ser exportado como tal, pero es muy positivo explorar lo que otros países están haciendo para poder aprender de ellos. Eso es lo que Finlandia hizo antes de la gran reforma. Hay algunos aspectos que, yo creo, son importantes para todos los países. El estatus y el rol de los maestros es quizá el más importante. En Finlandia respetamos y valoramos a nuestros maestros. Ellos tienen bastante autonomía en su trabajo. No son controlados por el sistema sino apoyados. No hay inspecciones nacionales o exámenes que cubran todos los grados de la educación básica, ya que esto causaría mucho estrés en maestros y estudiantes. Todo lo anterior contribuye a que la profesión docente sea muy popular entre los jóvenes. 
 
¿Cuáles han sido los factores clave en este cambio en el currículo?
 
El factor más importante fue el proceso colaborativo de la reforma. Los maestros tuvieron un rol central en la planificación de la misma. También los estudiantes, los padres y otros actores interesados pudieron participar en el proceso. Este fue abierto y transparente desde el principio y se basó en un diálogo real en diferente niveles de la educación: nacional, municipal y escolar. Esto resultó en un gran compromiso de los maestros hacia el trabajo curricular en las municipalidades y en las escuelas. También están muy comprometidos a alcanzar las metas que se plantearon en la reforma. 
 
El nuevo currículo nacional forma ahora una línea coherente desde la educación primaria hasta la preparatoria. Los objetivos de las nuevas competencias transversales fueron definidos y, por primera vez, la planeación de los módulos integradores de aprendizaje multidisciplinario se volvió obligatoria. En la evaluación de los estudiantes, se puso un fuerte énfasis en una evaluación formativa, en la autoevaluación y en la evaluación de los pares. Uno de los asuntos centrales fue cambiar la concepción de lo que entendemos por un buen aprendizaje. 
 
¿Cuál fue el rol de los maestros en la reforma?
 
El rol de los maestros ha sido central. Había representantes docentes en todos los grupos nacionales que trabajaron en propuestas para el nuevo currículo. Un representante del Sindicato Nacional de Maestros fue miembro del consejo nacional de la reforma. El sindicato fue escuchado con atención en todas las fases de la reforma. En los niveles escolar y municipal, los profesores fueron los diseñadores más importantes de los currículos locales. 
 
¿Qué otras ideas piensa explorar en su conferencia de México?
 
Quisiera compartir algunas reflexiones sobre el propósito y el valor de la educación en el presente, en un mundo muy complejo e inestable. También hablaré sobre los retos que enfrentan los maestros y la importancia de apoyarlos en las grandes reformas. 
 
¿Por qué decidió dedicar su vida profesional a la educación?
 
La educación buena y de alta calidad es la mejor forma de respetar y animar a los niños, de construir su futuro. Yo he tratado de hacer eso como maestra, como directora de escuela, como funcionaria educativa a nivel local, como formadora de profesores, como conferencista, como autora y como titular nacional de desarrollo curricular en la Agencia Nacional de Educación. Fue una gran alegría tener la oportunidad de coordinar el proceso de esta gran reforma curricular antes de mi retiro en 2016, después de 45 años en el mundo de la educación. 
 
Publicado: 16 de enero de 2018
 
 
portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top