Sala de prensa

Estas metodologías son para los maestros innovadores  

maestros innovadores

Empieza el 2018 probando o reforzando alguna de estas formas de enseñanza no tradicionales.

El comienzo de un nuevo año es un buen momento para intentar cosas nuevas con tus estudiantes. “Cambiar la rutina en el aula es esencial para que el factor sorpresa sea una constante que atrape la atención de tus alumnos”, señala Akdemia, un servicio de gestión escolar que ofrece herramientas digitales para que el aula sea una nueva experiencia cada día.

En una entrada de su blog, Akdemia nos recomienda poner en práctica algunas metodologías de enseñanza distintas a las tradicionales que han probado su efectividad. En este blog ya hemos hablado de algunas de ellas. Las repasamos a continuación con algunos enlaces para que puedas profundizar en la que más te interese. También te animamos a visitar el artículo original para que puedas ver los videos explicativos correspondientes a cada metodología.  

  1. Aula invertida. Pon el aula de cabeza con este modelo pedagógico que funciona en buena parte gracias a las tecnologías digitales. En lugar de que el profesor ofrezca una clase lectiva en el aula, los materiales de estudio se ofrecen al estudiante para que los repasen en casa. El tiempo de clase se dedica, en cambio, a atender las necesidades de cada alumno.
  2. Aprendizaje basado en proyectos. El llamado ABP permite a los alumnos adquirir conocimientos y competencias clave a través de la elaboración de proyectos que dan respuesta a problemas de la vida real. Trabajar de esta forma mejora la capacidad de retener conocimiento por parte del alumno y de desarrollar habilidades complejas como el pensamiento crítico, la comunicación, la colaboración y la resolución de problemas.
  3. Aprendizaje cooperativo. Este método pedagógico exige que los estudiantes trabajen en equipos de 3 a 6 personas con roles bien definidos. Los defensores de este modelo teorizan que trabajar en grupo mejora la atención, la implicación y la adquisición de conocimientos por parte de los alumnos. Para alcanzar los objetivos es necesario interactuar y trabajar de forma coordinada, pues el objetivo final es siempre común.
  4. Gamificación. Se trata de integrar mecánicas y dinámicas propias de juegos y videojuegos en entornos escolares. Estas técnicas potencian la motivación, la concentración, el esfuerzo, la fidelización y otros valores positivos asociados a los videojuegos.

Conoce más sobre metodologías innovadoras para el aula en el enlace que encontrarás más abajo.

Fuente: Akdemia

 

Publicado el 11 de enero de 2018

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top