Sala de prensa

Estas frases deberían estar prohibidas en la educación de los hijos

frases evitar

  • A veces los padres utilizan frases hechas sin saber de qué manera pueden herir la sensibilidad de los niños. 
La crianza de los hijos es una tarea complicada. Todos los padres pueden familiarizarse con un sentimiento de desesperación cuando los niños no se comportan como ellos quisieran.
 
“De sobra sabemos que gritar y perder los nervios es muy contraproducente y nos aleja cada vez más de nuestros hijos”, advierte un artículo del diario El Mundo. 
 
Los padres no solo deberían cuidar sus acciones y reacciones frente a los pequeños, sino también sus palabras. “En numerosas ocasiones utilizamos expresiones y frases hechas que, sin nosotros saberlo ni darnos cuenta, pueden llegar a herir la sensibilidad de los niños”, añade El Mundo. Ese artículo señala 10 frases que siempre deberían evitarse en la crianza de los hijos. 
 
AMENAZAS
 
1. “¡Que no se entere tu papá (o tu mamá)!” 
Esta frase no solo disminuye la autoridad de uno de los padres respecto al otro, sino que también otorga un rol negativo al padre o a la madre. “Los hijos acaban por sentir miedo del momento en que el progenitor sepa lo que ha hecho, lo que le llevará a esconder sus actos ante él o ella”.
 
2. “¡Te voy a...!”
Los expertos coinciden en que las amenazas son contraproducentes y no cambian la conducta de los niños. “Lo único que se logra es infundirles miedo y temor”. Si los padres solo amenazan, terminarán por perder credibilidad y autoridad: “Si pensamos castigarlos, es mejor hacerlo, y no avisar constantemente sobre algo que nunca llega”.
 
COMPARACIONES
 
3. “Eres igual que tu padre (o tu madre)”
Esta frase no beneficiará la concepción que el niño tiene ni de ti, ni de la otra persona.
 
4. “Deberías aprender de…”
Comparar con los hermanos fomenta la competitividad y los celos entre ellos y les hace creer que son inferiores a la otra persona y que deberían cambiar su personalidad. “Todos somos personas únicas e irrepetibles y debemos alentar y respetar esa individualidad”.
 
PERPETUAR LOS ESTEREOTIPOS DE GÉNERO
 
5. Los niños no lloran
Si decimos esta frase a los niños varones, ellos entenderán que llorar está mal y que deben reprimir sus emociones. Además estaríamos poniendo lo masculino como un valor y lo femenino como un defecto relacionado con la debilidad. “¿Por qué los niños no pueden llorar y las niñas sí? ¿Son inferiores o más débiles quienes lloran que quienes no?”
 
Si te ha interesado esta información y quieres conocer el resto de las frases que los padres nunca deberían decir a sus hijos, haz click en el artículo original: 
 
Fuente: El Mundo
 
Publicado el 14 de julio de 2017  
portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top