Sala de prensa

¿Eres un padre sobreprotector? Descubre de qué manera esto puede afectar a tu hijo

sobreprotector

  • Cuando sobreprotegemos a un hijo estamos dándole varios mensajes de un modo subliminal: ‘No eres capaz’, ‘no puedes hacerlo’, ‘no puedes confiar del todo en ti mismo’

Según algunos expertos en desarrollo infantil, los padres contemporáneos son más sobreprotectores con sus hijos que los padres de hace algunas décadas. Esto puede deberse a varias razones, como apunta Susana de Cruylles, psicóloga Clínica del Hospital Universitario Príncipe de Asturias, en un artículo del diario español ABC.

“Por un lado, cada vez nacen menos niños y hay una mayor tendencia a centrarse en los que se tienen. Además, hay un mayor acceso a la información, sobre todo de noticias catastróficas, y los padres tienen más miedo a que les pase algo a sus hijos. Tampoco hay que olvidar que las familias están menos tiempo en casa y, cuando están, quieren dar todo a sus hijos como forma de compensarlos por sus ausencias”, sugiere la experta.

Los padres sobreprotectores dan mucho amor, pero también mucho control, añade: “No te subas ahí, que te vas a caer”, “No estés triste, toma lo que quieras”... Esto suele tener consecuencias en los niños, pero también en los propios padres, que muchas veces acuden con angustia a tratar el tema en terapia, según la autora del artículo, Laura Peraita.

Otra entrevistada por el diario, Verónica Corsini, de Servicios Psicológicos Koan, señala varias maneras de sobreproteger a un hijo y las consecuencias psíquicas que supone para los pequeños.

  • Prohibirles realizar sus propios deseos por una percepción de daño exagerado. Esto puede tener un efecto de falta de confianza, seguridad y autoestima: “Los niños deben poder caerse para experimentar lo que supone levantarse y sentirse orgullosos de sus propias capacidades y logros”.
  • Negar sus propios sentimientos cuando nos cueste conectar con nuestras emociones. “Quiero ahorrarle que lo pase mal”, dicen algunos padres, pero los niños necesitan poder sentir y ponerle palabras a lo que sienten para entenderse y conocer sentimientos. Los especialistas recomiendan ayudarles a poner en palabras sus emociones a través de juegos, dibujos o lenguaje.
  • Adelantarse a ellos. Es decir, hacer labores que los niños tendrían que hacer. Cuando eso pasa, los pequeños no ven el esfuerzo que implica. “Les negamos la posibilidad de desarrollar capacidades, de aprender cómo se hace, de entender cómo funciona”.
  • Ocultarles información por miedo a que sufran o se frustren. “Los niños necesitan poder hacerse cargo de las situaciones. Debemos enseñarles poco a poco a relacionarse con las limitaciones, las dudas, las pequeñas frustraciones del día a día para que puedan desarrollar recursos de afrontamiento. Por el contrario les estamos exponiendo sin herramientas propias lo que en momentos difíciles puede llevar a perder estructura”.

En suma, dice Corsini “cuando sobreprotegemos a un hijo estamos dándole varios mensajes de un modo subliminal: ‘No eres capaz’, ‘no puedes hacerlo’, ‘no puedes confiar del todo en ti mismo’… Aunque creamos que le estamos protegiendo”.

Si quieres saber más sobre los consejos de crianza de estas dos expertas entrevistadas por el diario ABC, te recomendamos hacer click en el enlace que aparece a continuacón y leer el artículo completo.

Fuente: ABC

Publicado el 30 de agosto de 2017 

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top