Sala de prensa

Encontrar y cultivar maestros talentosos: experiencias de los países de alto rendimiento educativo

maestros talentosos

  • Impulsar una cultura de aprendizaje continuo y la participación de los docentes en redes contribuye a fortalecer los conocimientos y mantener altos estándares de enseñanza.

Este artículo fue escrito en inglés por Esther Carvalhaes, Analista de la Dirección de Educación de la OCDE. Se publicó el 21 de marzo de 2017 en el blog educativo de la organización: Education and Skills Today.

Los maestros son la base de cualquier sistema educativo. Sin maestros calificados, los gobiernos y las escuelas no podrían asegurar el derecho de los niños a una educación de calidad y contribuir a la construcción de ciudadanos capaces de moldear su propio futuro. Pero seleccionar a los candidatos correctos para la profesión -profesores aspirantes dispuestos a convertirse en grandes maestros- puede verse a menudo como una tarea complicada. Y las complicaciones empiezan con la misma definición de lo que implica ser un buen maestro.

En un mundo que cambia rápidamente, el rol de los maestros se ha expandido. Puede que ya no sea suficiente tener un conocimiento profundo sobre una materia, habilidades de manejo del aula y el compromiso de ayudar a los estudiantes. Hoy en día, se espera que los maestros enseñen a grupos diversos de estudiantes, se adapten a las nuevas tecnologías, a los cambios curriculares y estén atentos a las habilidades, valores y actitudes que sus estudiantes necesitarán en el futuro cercano. La realidad es que la mayoría de los maestros desarrollan esas habilidades en el trabajo, lo que dificulta predecir desde el exterior quién tiene el potencial de convertirse en un maestro efectivo.

Pero eso no desalienta a algunos países de alto rendimiento en la prueba PISA a mantenerse atentos de los candidatos que se suman a la profesión. El documento PISA in Focus muestra que en FInlandia, Hong Kong (China), Macao (China) y Taipei, por ejemplo, quienes desean entrar a un entrenamiento para profesores deben pasar por un examen de competencias.

En Japón, no es suficiente recibir el entrenamiento de dichos programas: los graduados deben pasar una examinación competitiva antes de comenzar a enseñar. En Singapur, el reclutamiento empieza con la observación de los mejores estudiantes de secundaria que se gradúan. Además, los profesores graduados deben completar un periodo de prueba para poder enseñar. Sin embargo, algunos de estos requerimientos también se encuentran en países con resultados menos favorecedores en la prueba PISA. Lo anterior demuestra que dichos mecanismos de selección no aseguran por sí mismos una fuerza educativa de calidad.

Los requerimientos de certificación añaden un control de calidad a la profesión. Las investigaciones demuestran que los estudiantes aprenden más de maestros que están certificados en la materia que enseñan comparados con los que no están certificados. En la prueba PISA 2015 los países de alto rendimiento en ciencia tienen un porcentaje más alto de maestros certificados (92%) comparado con el promedio de otros países (76%). En los países de la OCDE, aunque casi todos los maestros están certificados, se observa una asociación modesta pero positiva entre la proporción de maestros completamente calificados y el desempeño de los estudiantes.

Los países de alto rendimiento saben que una gran enseñanza puede ocurrir después de una buena dosis de práctica, que permite a los maestros profundizar sus conocimientos y habilidades. Es por eso que el desarrollo profesional es crítico, particularmente en las actividades escolares. En los países de alto rendimiento, al menos 80% de los estudiantes están en escuelas que constantemente acuden especialistas a conducir entrenamientos o talleres para maestros, y donde los maestros cooperan uno con el otro. Solo entre el 40% y el 60% de los estudiantes en Algeria, Brasil, Kosovo y Turquía están en escuelas como las anteriores.

La colaboración entre maestros es claramente beneficiosa. Los estudiantes que van a escuelas en las que los maestros cooperan al intercambiar ideas o materiales, tienen mejores resultados en ciencia. Y tiene sentido: en lugar de sentarse a escuchar horas de clases magistrales que están poco conectadas con su práctica diaria, los maestros se benefician más del aprendizaje mutuo y de compartir técnicas probadas que funcionan en otros contextos, como también muestran los resultados de TALIS

Estas son algunas de las maneras en las que los países aumentan la calidad de los maestros. Buscan atraer a los mejores candidatos a la profesión, pero también impulsar una cultura de aprendizaje continuo al fomentar el desarrollo profesional de los docentes y su participación en redes para fortalecer sus conocimientos y mantener altos estándares de enseñanza. Estos, junto con la habilidad de tomar decisiones de trabajo, forman los pilares de una fuerza profesional de maestros.

Fuente: Education and Skills Today, blog de la OCDE

Publicado el 10 de abril de 2017

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top