Sala de prensa

“El trabajo infantil obstaculiza la escolarización y el aprendizaje”: INEE

trabajo infantil

  • Subraya el INEE que “el trabajo infantil obstaculiza la escolarización y el aprendizaje. Mientras exista trabajo infantil, será difícil que se den las condiciones para que el Estado cumpla con el derecho de todos a una educación de calidad”.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha informado que “entre 2008 y 2012, el número de niños, niñas y adolescentes entre 5 y 17 años que trabajan en el mundo, se ha reducido de 245 a 168 millones y en México cuatro de cada diez niños no logran combinar trabajo y educación y abandonan la escuela, muchas veces incluso antes de haber concluido la secundaria.

11% de la población infantil mundial, es decir, uno de cada 9 niños en el mundo trabaja; la mitad de ellos en trabajos peligrosos. De estos niños y adolescentes, 39.1% no asisten a la escuela […] el sector agropecuario concentra al mayor número de niños empleados (29.5%)” (“El Trabajo Infantil y el Derecho a la Educación en México” publicado por la OIT y Fundación Telefónica).

En el diagnóstico que hizo el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) sobre el estado que guarda la educación en México quedó claro que uno de los grandes problemas para garantizar la equidad en el sistema educativo es el trabajo infantil.

  • Hay casi tres millones de niños y niñas de entre 12 y 17 años de edad que trabajan jornadas extensas (más de 20 horas). La mitad de ellos no asiste a la escuela. Este fenómeno afecta más a las niñas que a los niños, a quienes viven en zonas rurales, a quienes habitan en regiones de alta o muy alta marginalidad, y a los de mayor edad.
  • En el caso de la educación media superior, aunque el problema del trabajo tiene otra dimensión, también repercute negativamente en la trayectoria escolar de los jóvenes.

En el informe 2014, recientemente presentado, el INEE destacó que “no debe haber barreras de ningún tipo para acceder a la educación. Barreras económicas, como el trabajo infantil o las cuotas obligatorias o voluntarias pero con presión social para su cumplimiento, promueven la inasistencia de alumnos de bajo nivel socioeconómico. […]

Muchos de los problemas que causa la inequidad en educación —sin duda los más importantes— no son educativos ni dependen de las políticas del sector. Encuentran sus raíces en la pobreza de la población y sus efectos. Por esa razón, el combate a la inequidad educativa necesariamente requiere de políticas intersectoriales capaces de atender al menos aquellas consecuencias de la pobreza —el hambre, el trabajo infantil, la lejanía, la inseguridad— que afectan de manera directa la escolaridad de la población”.

En próximas entradas de Educación hoy escribiremos sobre cuáles son los aspectos relevantes que, para el INEE, deben contemplar las políticas educativas con miras a erradicar el trabajo infantil.

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top