Sala de prensa

Diez acciones para potenciar la autoestima de tus alumnos

potenciarautoestima

  • El profesor Santiago Moll comparte algunas estrategias para contribuir a que los estudiantes tomen conciencia de su propio valor.

Potenciar la autoestima de los alumnos es un aspecto fundamental de la labor docente, considera Santiago Moll, profesor y creador del blog Justifica tu Respuesta. Antes de compartir algunas estrategias para incorporar esta prioridad en el aula, Moll define autoestima con ayuda del libro Cómo dar clase a los que no quieren, de Joan Vaello.

Según Vaello, la autoestima es el grado de satisfacción asociado al concepto de uno mismo y está ligada a dos necesidades básicas: tomar conciencia de que uno vale para algo (éxito) y tomar conciencia de que uno vale para alguien (reconocimiento).

¿Cómo potenciar la autoestima de tus alumnos? Santiago Moll ha encontrado los siguientes consejos en el citado libro:

1.    Mantener un contacto fluido con el alumno: conversar periódicamente con él, averiguar qué es capaz de hacer y qué está dispuesto a hacer, siempre evitando el enfoque competitivo.

2.    Conseguir que crea que puede, es decir, incidir en lo que se entiende por capacidad creída más que la capacidad real.

3.    Adaptar los objetivos y la dificultad de las tareas a sus posibilidades.

4.    Trabajar con el alumno lo que se entiende por aproximaciones progresivas, es decir, que cada uno de los esfuerzos que haga le sirva para que tome conciencia de que avanza y se supera día tras día.

5.    Conocer lo que puede hacer y lo que no y, una vez sabido, velar para que el alumno se sienta seguro, respetado y aceptado por sí mismo y por los demás compañeros.

6.    Hacer ver al alumno que el error es una forma más de aprendizaje. También es importante que el error no implique la imposición de determinadas etiquetas o prejuicios.

7.    Potenciar positivamente la participación y las intervenciones en clase.

8.    Potenciar los refuerzos verbales como comentarios halagadores, bromas, sentido del humor, llamar por el nombre, conversar amigablemente…

9.    Potenciar los refuerzos no verbales como la proximidad, el contacto ocular, expresiones faciales que demuestren aprobación e interés hacia la persona más que hacia el alumno.

10.  Trabajar el lenguaje positivo a través de lo que se denominan las autoafirmaciones positivas, que son declaraciones formuladas sobre una intención o condición deseable.

Moll está convencido de que cualquier docente puede llevar a cabo las acciones anteriores en su práctica cotidiana: “Sólo podremos incorporar la educación emocional en las aulas cuando dejemos de ver el tiempo como un enemigo en lugar de verlo como un aliado. Porque transformando el tiempo en el aula seremos capaces de enseñar con emoción desde la emoción. Porque la educación es tiempo”.

Fuente: Justifica tu respuesta

Publicado el 10 de febrero de 2017

 

portada_blog: 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Con el propósito de evitar el spam, por favor transcriba los caracteres que aparecen en la imagen:
9 + 3 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top