Sala de prensa

Aprendizaje, enseñanza y liderazgo: las tres claves de una escuela eficaz

Aprendizaje-ensenanza-liderazgo

  • Para la OCDE una de las problemáticas del sistema educativo mexicano es que no se ha llegado a un acuerdo sobre cuáles son los conocimientos, las habilidades y los valores centrales asociados a una enseñanza eficaz.

En el reporte “Mejorar las escuelas: Estrategias para la acción en México”, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) establece un interesante modelo para explicar cómo se debe mejorar el aprendizaje de los estudiantes a través de la construcción de escuelas más eficaces.

De acuerdo con este documento, el objetivo central de la reforma educativa en México debe ser crear escuelas que sean más eficaces; pero, para lograrlo, es necesario mejorar los elementos vitales que componen estos centros educativos.

Para que una escuela sea considerada eficaz debe alcanzar los estándares esperados en al menos tres elementos importantes que la componen: el aprendizaje del alumno, el liderazgo escolar y el docente. Es aquí donde el estudio señala uno de los grandes problemas para la educación mexicana: carece de estándares.

Para empezar, no existen aún estándares claros sobre la profesión docente; es decir, no se ha llegado a un acuerdo sobre cuáles son los conocimientos, las habilidades y los valores centrales asociados a una enseñanza eficaz. La OCDE plantea la necesidad de los mexicanos de construir un sistema sólido que permita seleccionar, preparar, desarrollar y evaluar a los mejores docentes para sus escuelas.

En el tema de liderazgo escolar ocurre algo similar al de los docentes, no existen parámetros para evaluar y seleccionar a los directores de escuelas. Las habilidades que requiere un director son distintas a las que necesita un docente, por lo que el sistema escolar mexicano debe preparar a los líderes usando estándares como punto de partida. El hecho de tener un marco de estándares de liderazgo hará posible usar la evaluación de directores para diagnosticar las habilidades clave que puede necesitar un director, y encontrar las opciones convenientes para adquirirlas. La asignación de puestos de directores de escuela debe, en la medida de lo posible, realizarse a partir de una lista de candidatos que comprueben, en base a los estándares, estar calificados para el cargo.

Para la OCDE, establecer estándares en la docencia permite mejorar el proceso de enseñanza, mientras que los estándares en el liderazgo escolar se traducen en mejores escuelas, más organizadas, con mejor funcionamiento y una visión más amplia. Sólo al lograr tener la mejor enseñanza en la mejor escuela, es cuando el alumno puede tener acceso al mejor aprendizaje. Sin embargo, si uno de los requisitos anteriores falla, difícilmente podrá el alumno tener acceso a un aprendizaje de calidad. Y es sólo al lograr juntar los tres componentes: la mejor enseñanza en la mejor escuela con el mejor aprendizaje, que una escuela podrá ser catalogada como eficaz, y que la educación en México alcanzará la calidad.

OCDE

Publicado el 1 de septiembre de 2014.

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top