Sala de prensa

Aprendizaje basado en videojuegos: investigaciones y debates

Videojuegos en la enseñanza

  • El impacto de los videojuegos en la educación formal es aún incipiente, pero hay una tendencia creciente a adoptarlos como estrategias de enseñanza.

Dos escuelas en Estados Unidos diseñaron un curriculum basado completamente en videojuegos. En Argentina, Uruguay y Brasil también hay propuestas de formación que los consideran como otro recurso para el aprendizaje. El impacto de los videojuegos en educación aún es incipiente, pero existe una tendencia a adoptarlos como complemento en el aula, explica Inés Dussel en el blog EduForics.

La investigadora en Ciencias Educativas en el IPN México explica que, a pesar de su enorme aceptación entre niños y adultos, los videojuegos han sido vistos por la academia como pasatiempos banales o peligrosos. Se ha cuestionado mucho la violencia y la trivialidad de los mismos, pero pocas veces se han examinado sus potencialidades para las nuevas generaciones.

Sin embargo, existen algunas investigaciones con este enfoque. Marc Prensky y James Paul Glee han señalado en sus estudios que los videojuegos movilizan herramientas intelectuales y cognitivas poderosas e importantes en los procesos de aprendizaje. Algunas de las ventajas de los videojuegos señaladas por estos investigadores, son las siguientes:

·        Son plataformas multimodales que exigen analizar e interpretar una rica variedad de signos.

·        Permiten ensayar y errar sin graves consecuencias, lo que ayuda a tomar más riesgos en la exploración cognitiva (las “múltiples vidas” del videojuego) y genera una mayor implicación emocional.

·        Estimulan la autorreflexión en el aprendizaje, al poner a prueba habilidades e hipótesis.

·        Dan una retroalimentación rápida sobre los aciertos o errores.

·        Proponen un camino de progreso al que se puede acceder con niveles distintos de competencia o habilidad (desde novatos a expertos).

Lo anterior no quiere decir que no existan desacuerdos entre los expertos. Si bien se ha reconocido que los videojuegos mejoran la motivación de los estudiantes hacia las tareas escolares, también existe un debate sobre si esta motivación es suficiente para lograr aprendizajes que perduren en el tiempo y que se transfieran a otras situaciones y contextos.

Una investigación de Barzilau & Blau (2014) puso a prueba la hipótesis de que un juego de simulación financiero podía mejorar los aprendizajes en esa materia. Encontró que el conocimiento intuitivo e informal de los buenos jugadores, no los ayudaba a mejorar en la resolución de problemas matemático-financieros.

Dussel cita a otro investigador menos pesimista. “Como dice Ferrara, los videojuegos pueden lograr grandes cosas en el mundo real si son experiencias bien diseñadas”. Con esto se refiere a que la experiencia propuesta sea de calidad, que en verdad presente desafíos cognitivos y que entienda el aprendizaje como un proceso que implica experimentar situaciones desconocidas y poder reestructurar las experiencias anteriores.

Por eso, la autora del artículo concluye que no debemos hacer generalizaciones sobre las ventajas o desventajas de los videojuegos en el aprendizaje. Aún son necesarios más estudios sobre cuáles tienen mejores efectos, qué rasgos comparten y en qué situaciones operan mejor.

Fuente: Eduforics

Publicado el 21 de julio de 2016.

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top