Sala de prensa

¿Ya leíste La primavera del mars?

primavera del mars

  • Compartimos algunas reseñas de la novela ganadora del Premio Gran Angular México 2014. La novela se presentará en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería el domingo 22 de febrero a las 18 horas en el salón Filomeno Mata.

La primavera del mars de José Antonio Sánchez Cetina (DF, 1987) es la novela ganadora del Premio Gran Angular México 2014. Fue publicada en coedición por Ediciones SM y Conaculta. En esta ocasión les compartimos las reseñas que se han publicado en algunos de los principales medios de comunicación.

 

La novela se presentará en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería el domingo 22 de febrero a las 18 horas en el salón Filomeno Mata.

 

En esta ocasión les compartimos las reseñas que se han publicado en algunos de los principales medios de comunicación.

 

Excelsior

“Esta novela de José Antonio Sánchez Cetina (DF, 1987) es un ejemplo de que la literatura infantil y juvenil ha dejado atrás las historias de fantasía con hadas y duendes, para apostar por temas de la sociedad contemporánea en busca de lectores críticos. Se trata de un breve relato que de origen está pensado para niños y jóvenes, aun cuando aborda cuestiones como las adicciones, las enfermedades sicológicas, las relaciones humanas, la violencia y el abandono. Su ventaja, en cierto modo, es gozar de una narrativa digerible que pareciera la plática entre estudiantes preparatorianos; entre Joaquín, el protagonista, y su amigo. El relato aborda el conflicto de las drogas, pero no desde una visión moralista, sino desde el punto medio para revelar que además de las sintéticas existen adicciones como la televisión, el ruido o la desinformación. Sin perder la fuerza del relato a través de las descripciones de escenas tan crudas como cotidianas, la novela también apela al humor, al lenguaje burdo, a la sátira. Esta obra puede ser para un lector primerizo un acercamiento a la literatura y descubrir que las historias de la realidad se pueden contar desde la ilusión”.

 

 

Milenio

“’La primavera del mars’ es la historia de Joaquín, un huérfano de padre por su uso de una popular droga. Para evitar que sus amigos cayeran en al misma adicción, dice una mentira que crece y se le sale de las manos. Su autor, José Antonio Sánchez Cetina recibió el premio Gran Angular 2014, el más importante en América Latina dentro de su categoría.

 

[…]

 

A lo largo de la novela abundan las referencias musicales, pero los New Radicals, The Cardigans y Jamiroquai son familiares para alguien que se acerca más a los 30 que a los 17 ¿pretendías presentarles música a tus lectores más jóvenes?

 

Elegí canciones que no llegan a ser clásicos, probablemente no se escuchen en 10 años nunca más, pero que fueron buenas canciones en su momento; no son ni las más chafas ni las mejores. Sirven para la apología a ultranza de sencillos [presente a lo largo de la novela]. También hay referencias más contemporáneas como Amy Winehouse, o Crazy de Gnarls Barkley, lo que me gusta que mis historias tengan sonidos de fondo.

 

¿Cuál es la gran lección –si es que la hay- de “La Primavera de Mars”?

La lección número uno es que nadie está listo para ser el redentor de todos los demás. Joaquín acaba metiendo a la gente que quiere en más broncas de las que podía manejar. Pero la otra es que no está tan mal intentar ayudar, mientras la intención sea buena.

 

La misión de los premios de la Fundación SM es elegir obras que “transmitan valores que ayuden a construir un mundo digno” ¿cómo contribuye a ese propósito “La primavera del mars”?

Escribí esta historia sin pensar que estuviera orientada a un certamen como este. Haberlo hecho hubiera sido un reto muy complicado. Podría caer en cosas moralinas con el reto de que siguiera siendo fresca. Yo partí de la idea de la creación de un mito, la adicción a una droga que quizá no existe. Existe el mundo peligroso, el atractivo y el feo de las drogas. Cuestionar qué tanto es la sustancia y que tanto es cada uno es una pregunta que creo que nos hacemos todos.

 

[…]

 

¿Qué leías cuando tenías la edad de tus personajes?

Cuando iba a la prepa empecé a leer a Lovecraft. Antes, en la secundaria, leía a Edgar Allan Poe. Me gusta mucho lo que hacen, no he llevado mi pluma a un punto solemne como ese, pero han marcado mucho lo que hago.

 

[…]

 

¿Qué consejo les darías a tus lectores jóvenes que quieran escribir?

Lo primero es leer. A veces es un poco raro, pero quien quiere ser escritor no lee. La única manera de hacer historias es leer historias. Lo demás es no tenerle miedo a una hoja de Word en blanco y ponerte a hacer algo”.

 

 

La Jornada

“La literatura juvenil tiene que hablar de todo, desde la amistad y la familia hasta de los temas presentes en la cotidianidad de los jóvenes, como el de las drogas. ‘El reto es encontrar la forma cómo contarlo, sin que sea moralino’, expresa José Antonio Sánchez Cetina, ganador del Premio Gran Angular con su primera novela La primavera del mars. 

[…]

 

La primavera del mars sale de la moda de los monstruos, vampiros y otros seres fantásticos. Habla de las drogas.

 

[…]

Joaquín, Almendra y el Gabo, Rulo son amigos. Uno de ellos llega un día con una bolsita de droga y entonces Joaco y Almendra se embarcan en una aventura para evitar que la prueben. La idea brillante que se les ocurre es crear una nueva, que en realidad es un placebo, que no se inhala ni fuma ni se inyecta: se observa. Y entonces… todo se sale de control.

 

En la novela las drogas no llevan el nombre por las que se conocen, pero son fácilmente identificables, y eso es porque no se les llama de la misma manera en México que en Argentina. El libro no se ata a una región o época, ‘porque en 20 años quién sabe cómo se llamen’.

 

[…]

 

Dentro de la literatura juvenil “hay que hablar de todo lo que se te ocurra. Cortázar decía que no hay temas aburridos, sino abordajes aburridos de temas. Puede hablarse de lo que sea incluso de monstruos, siempre y cuando no sean los típicos que salen del ropero. Se me ocurren estas cosas: qué hace el monstruo cuando se cansa o qué pasa con el fantasma que se encuentra con un niño que es medio distraído y ni cuenta se da que lo están espantando, dice Sánchez.

 

‘Hay un montón de formas de contar una historia y el público juvenil necesita esas historias, que no sólo pueden ser las drogas. La primavera del mars pregunta qué pasa cuando te topas con las drogas, cuando te enamoras de una chava y no tienes idea ni de qué decirle y cuando te metes en broncas con los amigos y ella es tu cómplice y en lugar de cortejarla tienes que solucionar con ella los embrollos en los que te metiste.

 

Plantea la bola de dudas que a uno le vienen sobre el futuro, llámese mañana o en cinco minutos o lo que sea lo que siga la vida después de la prepa.’

 

‘No es un libro moralino, no hay una moraleja, no es decir ‘si te acercas a las drogas es malo, te va a pasar tal cosa’. Me alegra que en verdad sea un gran angular, como se llama el premio, y pueda captar este tipo de experiencias y tratamientos de historias sin algo tan moralino. No me interesaba el ‘ve a la escuela, vive sin drogas’’”.

 

Publicado el 12 de enero de 2015.

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top