<br /> &lt;br /&gt;

Sala de prensa

<br /> &lt;br /&gt;

Universidades y empresas no valoran las mismas habilidades emocionales: Boston College

Colegio de Boston

  • De acuerdo con una investigación, las universidades valoran las referentes al acercamiento al conocimiento, mientras las empresas las de socialización.

No es un secreto que se necesitan más que conocimientos para ser exitosos en la universidad y en la vida. Se requiere de un conjunto de características mentales como conductas y actitudes colectivas, conocidas como habilidades no cognitivas o socioemocionales.

El profesor Rowan-Kenyon del Boston College, mediante una investigación, ha intentado responder cuáles son las habilidades no cognitivas más importantes, tanto para la universidad, como para desarrollar una carrera profesional exitosa.

  1. Acercamiento al aprendizaje o trabajo.
    Requiere desarrollar un conjunto de habilidades y conductas específicas, como mantener la atención, orientación a una meta, encontrar y utilizar servicios de apoyo, distribuir tiempos, analizar tareas y desarrollar estrategias.
  2. Habilidades intrapersonales.
    Este punto se refiere a la capacidad de adaptación, concientización, a saber manejar las emociones y ser consciente de uno mismo, evaluar, autodirigirse, y lidiar con el estrés.
  3. Habilidades de socialización.
    En éstas se engloban escuchar activamente, sentido de pertenencia, colaborar, estar consciente de la cultura, empatía, y entender las necesidades de los otros.

De acuerdo con el especialista, los factores antes mencionados son definidos, valorados y reconocidos de forma distinta en el contexto de las universidades y en las empresas, lo que genera una desconexión que afecta ambos sectores.

Mientras que las universidades hacen un mayor énfasis en desarrollar las habilidades del acercamiento al aprendizaje, las empresas enfatizan las relacionados con la socialización. Por ejemplo, la mayoría de las universidad valoran la eficiencia y la concientización, mientras que los empleadores aplauden el liderazgo y la capacidad de manejar un proyecto.

Muchos reclutadores contratan personas basados en factores socioemocionales, pero las universidades se diseñan para desarrollar conductas que los empleadores no valoran tanto. En otras palabras, los empleadores asumen que los candidatos ya poseen las habilidades que no valoran, sin embargo, puede no ser cierto que los universitarios están cultivándolas.

El investigador concluye explicando que las universidades deberían priorizar las habilidades socioemocionales como núcleo de sus programas académicos si quieren garantizar a sus alumnos el triunfo universitario y en su vida profesional.

Publicado el lunes 15 de junio de 2015.

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top