Sala de prensa

Tres aspectos de un liderazgo efectivo en la escuela

Liderazgo educativo Educar en un mundo cambiante

  • Un líder escolar centra sus esfuerzos en la mejora de la enseñanza, promueve la participación de los profesores y contribuye a generar espacios de sana convivencia.

Un liderazgo efectivo en los colegios implica promover los procesos que mejoran la enseñanza del profesorado y construir una confianza relacional en la comunidad escolar. Los autores del ensayo El liderazgo educativo en el contexto del centro escolar (coordinado por Begoña Gros), consideran que hay que tomar en cuenta tres aspectos del liderazgo, los cuales se explican a continuación:

El liderazgo pedagógico. “Implica que las competencias directivas se orienten a crear condiciones y promover contextos organizativos y profesionales que mejoren los procesos de enseñanza-aprendizaje”, explican los autores. Si bien la dirección de un colegio realiza tareas de gestión y administración, su misión central es la enseñanza. Por eso debe centrar sus esfuerzos en la mejora de la educación ofrecida por el centro escolar. La dirección mejora la enseñanza y el aprendizaje a través de su influencia en la motivación del personal, en el compromiso y en las condiciones de trabajo.

El liderazgo distribuido. Ejercer el liderazgo en un colegio requiere un mínimo de alianzas entre los miembros de la comunidad y una orientación clara de hacia dónde se quiere avanzar. En este sentido, la participación es fundamental. “Un liderazgo que combine más participación auténtica y más compromiso en un proyecto compartido de centro será mejor liderado si lo es en red y de manera distribuida”, dicen los autores. El liderazgo distribuido implica que los miembros de un colegio compartan la toma de decisiones; que cada uno se sienta empoderado y comprometido con los procesos de cambio y mejora en el centro.

El liderazgo moral. El liderazgo en la escuela funciona mejor cuando existe un clima de confianza, y donde los miembros sienten que forman parte de una comunidad. En especial los docentes, pero también los estudiantes y los padres de familias. Liderar en este sentido, implica dedicar tiempo al cuidado del grupo. Los directivos deben cuidar que el centro sea un espacio de convivencia donde los valores democráticos estén presentes. “Se necesita un liderazgo en la construcción de valores que doten de significado al centro como proyecto colaborativo y como comunidad”.

Fuente: El liderazgo educativo en el contexto del centro escolar

Publicado: 25 de febrero de 2016.

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top