Sala de prensa

Tercera llamada: ‘A jugar al teatro’

A jugar al teatro

  • Entrevistamos al editor Daniel Goldin, quien trabajó con los creadores escénicos José Luis Agüero y Haydeé Boetto para publicar un libro que nos enseña a contar historias en equipo y a través del cuerpo.

Esta es primera llamada, primera: toma este libro y échale un ojo. ¿A poco el teatro lo podemos hacer todos? Sí, muchas veces nuestros juegos parecen ensayos de obras teatrales. Entonces, el teatro no es solo para los profesionales. Segunda llamada, segunda: lee tu libro con calma. Dos o tres reglas sencillas y algunas sugerencias hacen el juego más interesante. ¿Quieres más ideas? Júntate con amigos y prueben con las propuestas que hay en estas páginas. Y ahora sí, tercera llamada, tercera: ¡estás listo para dar función! ¡Comenzamos!

A jugar al teatro es una novedad de Ediciones SM dirigida a todos los niños y niñas que les guste crear y vivir historias. El juego del teatro es muy antiguo y ha estado presente en todas las culturas: “Nadie ha escapado de jugar a ser otro”, nos cuentan en las primera páginas los autores y creadores escénicos especializados en el público infantil, José Luis Agüero y Haydeé Boetto.

El director de la compañía Teatro al Vacío y la directora de Núbila Teatro, respectivamente, trabajaron bajo la coordinación de Daniel Goldin, quien ha sido editor de más de 650 títulos de literatura para niños y jóvenes. Su labor, explicó a SM el actual director de la Biblioteca Vasconcelos, se asemeja al de un director de orquesta: “El editor escucha lo que el autor o los autores interpretan y va conciliando y potenciando”.

Y eso es lo que hizo Goldin a partir de una idea que rondaba en su cabeza desde que estuvo a cargo de las colecciones para niños y jóvenes del Fondo de Cultura Económica, donde organizó varias muestras de teatro a partir de los libros de la colección A la orilla del viento. “Era muy interesante ver cómo los chicos de distintos lugares de la república podían interpretar un mismo cuento de formas muy diferentes”, recuerda el editor.

En este sentido, A jugar al teatro no es sólo un libro para los pequeños actores en potencia. Es también un libro para la formación de lectores, pues se trata de una propuesta lúdica de interpretación de los textos. “La palabra play, en inglés, quiere decir al menos tres cosas diferentes”, explica Goldin; “Por un lado es jugar, por otro lado es actuar, y por último, interpretar. Me parece que la mezcla de esas tres acciones convierte al trabajo teatral en un mecanismo para formar lectores”.

Goldin es más un hombre de letras que uno de teatro. Pero en su niñez y juventud participó en distintos talleres teatrales y siempre se divirtió con ejercicios como la improvisación o la caracterización. “Para hacer teatro necesitas ser un buen observador, conocer tus emociones, manejar bien el cuerpo y trabajar la voz. El teatro es un gran instrumento para trabajar con las ideas, y leer la realidad, o los textos, de una manera sugerente y estimulante”.

Y el juego, añade, es fundamental para estimular la imaginación. “Es una actividad gratuita que la mayoría de las especies practican: los perros, los gatos, las ballenas y los delfines juegan. Se van entrenando para la vida de forma estimulante, divertida y sin los riesgos de la vida real. Al ser una actividad placentera produce endorfinas, que genera una especie de impulso vital”.

Los breves textos de A jugar al teatro están acompañados de las ilustraciones de Quetzal León, donde se mezcla el dibujo y la fotografía. Goldin espera que el libro sea utilizado en sus dos vertientes: por un lado, como un libro para que los niños hagan teatro y se diviertan. Y por el otro, como una manera de acercarse al catálogo de SM. Por eso, al final de las páginas se sugieren nueve títulos de la colección El Barco de Vapor que pueden adaptarse en obras teatrales.

Otra sugerencia que hace el editor a los maestros es que trabajen la misma obra de teatro con dos o más grupos, para después poner en común las distintas interpretaciones. “A partir de ese ejercicio se valora lo más importante en un trabajo de formación de lectores", afirma Goldin: “La capacidad de apropiarse, interpretar y justificar los textos”.

Publicada el 18 de agosto de 2016.

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top