<br /> &lt;br /&gt;

Sala de prensa

Sólo el 10% de las escuelas tiene la infraestructura adecuada

infraestructura adecuada

  • De acuerdo con la certificación del Inifed, estas escuelas garantizan seguridad, funcionalidad, oportunidad, equidad, sustentabilidad y pertinencia.

El director general del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed), Miguel Ángel Vega Vargas, informó que a dos años y medio de ponerse en marcha el Programa Escuelas Dignas, sólo 10 por ciento de las 152 mil 469 escuelas de educación básica cuentan con certificado de calidad de su infraestructura educativa.

Después de un avance del 49% en el diagnóstico sobre la estructura general de las escuelas de nivel básico (poco más de 74 mil 600 centros escolares), entre las principales carencias destaca que el 46% no tiene drenaje, 18% carece de agua y el 6% no cuenta con energía eléctrica. Los resultados confirman que las escuelas con las carencias más graves se encuentran en los estados de Oaxaca, con un índice de 54.40; Chiapas 53.57; Tabasco 52.49; y Guerrero con 51.87.

En este periodo, 10 mil 626 planteles de educación básica se han beneficiado con mejoras en rubros como seguridad estructural, servicios sanitarios, mobiliario y equipo, accesibilidad, espacios administrativos, conectividad y áreas de usos múltiples; para finales de este año se espera que el número de escuelas beneficiadas ascienda a 15 mil 811, y abundó que al término del sexenio se tiene una meta de 26 mil 930 planteles dignificados. Vega explicó que dependiendo el tipo de mejoras que requieran, en promedio se destinan entre uno y cinco millones de pesos por plantel.

El programa de diagnóstico que se lleva a cabo, evalúa las condiciones físicas y de seguridad estructural de las instalaciones e inmuebles escolares, así como, las de su entorno, para detectar cualquier condición de riesgo para la comunidad escolar.

Se obtiene una descripción general de los planteles, de los servicios disponibles en la localidad y para el plantel, del estado actual de sus espacios, instalaciones, mobiliario, equipo y áreas exteriores, de esta manera se determinan  las acciones a realizar en cada plantel y se planifican los programas de inversión.

La información obtenida por el Inifed se complementará con los datos del Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial (CEMABE), para así establecer el Sistema de Información y Gestión Educativa (SIGED).

La meta prevista para finales de 2015, es que todos los planteles públicos de nivel básico, cuenten con el diagnóstico correspondiente, a fin de obtener los datos necesarios para determinar el tipo de apoyo y atención que requieran.

Fuentes: InifedEducación FuturaLa Jornada.  

Publicado el 19 de agosto de 2015.

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top