Sala de prensa

¿Qué se espera de un directivo escolar?

OCDE Ediciones SM

  • La OCDE se propuso delinear el perfil de los líderes para el aprendizaje, en un documento que examina los efectos del liderazgo pedagógico y del liderazgo distribuido.

¿Los directivos de escuelas deberían enfocarse en la administración, en la currícula y la enseñanza; o en el apoyo y desarrollo profesional de los profesores? ¿O deberían, quizá, aspirar a una combinación de las tareas anteriores?

Esto se pregunta Montserrat Gomendio en el blog educativo de la OCDE. La ex secretaria de Estado de Educación en España apunta que el rol esperado de los directivos escolares varía enormemente entre escuela y escuela. Y que las consecuencias de los diferentes tipos de liderazgo todavía son inciertos.

La OCDE se propuso delinear el perfil de los directivos escolares a través del reporte School Leadership for Learning (Liderazgo escolar para el aprendizaje). Con datos duros sobre directivos alrededor del mundo, el documento examina cómo se combina el liderazgo pedagógico y el liderazgo distribuido.

El liderazgo pedagógico se refiere a las tareas relacionadas con el mejoramiento del aprendizaje y la enseñanza dentro de la escuela. Y el liderazgo distribuido implica la habilidad de incorporar a diferentes actores escolares en el proceso de toma de decisiones.

Según la investigación, explica la autora, la mayoría de los directivos se adhieren a un liderazgo pedagógico. Alrededor de un tercio, sin embargo, se inclina por permitir que los profesores, los padres y los estudiantes se involucren en la toma de decisiones de la escuela, aunque en diferentes medidas.

El documento analiza cómo se relacionan las prácticas de liderazgo con una educación de calidad, y con el establecimiento de comunidades profesionales de aprendizaje. Es decir, con la creación de una estructura que permita a los maestros colaborar y reflexionar sobre sus propias prácticas.

“Los directivos que muestran un mayor liderazgo pedagógico trabajan en las escuelas donde los maestros están más comprometidos con un diálogo reflexivo”, apunta Gomendio. Mientras que “el liderazgo distribuido está relacionado con un entendimiento compartido del propósito en la escuela”, añade, lo que sugiere que involucrar a otros actores en las decisiones de la escuela crea una cultura de responsabilidad compartida.

Los resultados del reporte muestran que combinar ambos tipos de liderazgo resulta lo más apropiado para establecer comunidades profesionales de aprendizaje en una escuela.

“El rol del directivo escolar es esencial para el desarrollo de los maestros y los alumnos”, apunta la autora, quien considera que aunque las buenas prácticas existen en este campo, todavía queda mucho espacio para la mejora. Es importante, dice, que los directivos estén dispuestos a superarse y aprender cada vez más acerca de su rol como líderes para el aprendizaje.

Fuente: Blog de la OCDE

Publicado el 10 de octubre de 2016.

Tags: 
portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top