Sala de prensa

¿Qué hace únicas a las escuelas “Steve Jobs”?

escuelas Steve Jobs

  • En estos planteles educativos en Holanda los niños aprenden a través de iPads, utilizan programas basados en el aprendizaje web que son adaptados a cada alumno, según sus resultados.

Hace un año, siete escuelas primarias con mil alumnos cada una, abrieron sus puertas en ciudades como Amsterdam y Almere, en Holanda. La característica principal: aprender a través de iPads. Actualmente, existen 22 escuelas “Steve Jobs”, como han sido nombradas. Pero ¿cuáles son las características de este tipo de escuelas?

En primer lugar cada alumno es asignado a un taller de estudio, de acuerdo a las decisiones de maestros, padres de familia y los propios alumnos, como parte de un programa de aprendizaje que dura seis semanas. “Se trata de talleres en los que el niño aprende metas específicas de aprendizaje con los maestros como ‘guías de su talento’”. Los niños asisten a la escuela en un horario normal pero, a diferencia de una escuela tradicional, pueden continuar su aprendizaje a través de sus tabletas en cualquier lugar y “capturar” la pantalla para enseñar su progreso al maestro.

Según explica Marina Donker, maestra de The Ontploojing Steve Jobs School en Amsterdam, las escuelas utilizan programas basados en el aprendizaje web que son adaptados a cada alumno, según sus resultados. “En nuestras escuelas no existen pilas de cuadernos esperando ser revisados al final del día. Los niños pueden trabajar por ellos mismos en un salón; esto nos permite trabajar con una menor cantidad de alumnos durante los talleres” señala.

Los beneficios mostrados al utilizar este sistema empiezan a ser visibles; de acuerdo con Maurice de Hond, investigador a cargo del seguimiento de las Steve Jobs Schools, los niños se muestran más seguros en su aprendizaje. “Los iPads están ayudando a los niños a mantener la concentración por más tiempo, especialmente en aquellos que sufren déficit de atención o hiperactividad”. Para Robin Smoreberg, educador distinguido de Apple, el éxito de estos programas radica en que los niños pueden mostrar su aprendizaje de nuevas maneras que van más allá de obtener un puntaje alto en el examen. “Sin embargo, el papel del profesor sigue siendo de suma importancia pues son quienes deben establecer las metas de aprendizaje del alumno, y asegurar que estos modos alternativos puedan evaluar su avance” apunta.

Además de la concentración, la educación a través de tabletas permite a los maestros resolver el eterno problema de la falta de tiempo en clase. “Uno de los mayores descubrimientos al interior de estas escuelas, es que está reorganizando la manera en que las escuelas trabajan. Con sus dispositivos, los niños pueden acceder a programas para hacer ejercicios de matemáticas y lengua, lo que les permite ser más independientes. Ello funciona, pues le otorga más tiempo al profesor para atender a los compañeros que aún no entienden y lo necesiten”, menciona De Hond.

No obstante, no todas las opiniones son a favor. Andrew Manches, investigador de la Universidad de Edimburgo, se muestra escéptico en cuanto a la calidad del aprendizaje en este tipo de sistemas. “Existe una gran fascinación entorno al uso de tecnologías en la educación y el aprendizaje personalizado; sin embargo, aunque las aplicaciones son buenas para avisarte lo que tuviste mal, no siempre explican por qué lo tuviste mal. Creo que los niños a menudo aprenden de entender sus errores, y este tipo de sistemas no lo permite” finaliza.

Publicado el 21 de octubre de 2014.

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top