Sala de prensa

Octavio Paz: cuenta y canta la higuera

Octavio-Paz-Canta-cuenta-la-higuera

  • Alberto Ruy Sánchez presentó la biografía de Octavio Paz, como parte de las novedades de la colección Así Ocurrió de Ediciones SM.

Para la presentación, que se llevó a cabo este sábado en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el autor de Octavio Paz: Cuenta y canta la higuera, Alberto Ruy Sánchez, contó con la presencia de Fernando Esteves, director general de Ediciones SM.

 

Para Ruy Sánchez, Octavio Paz: cuenta y canta la higueralibro que cuenta con imágenes de Ángel Campos, es una biografía “posiblemente para niños”, refirió, que está contada a través de una higuera.

 

“Algo inquietante que sucede con las personas cuando se mueren es que se convierten en rumor, en lo que los otros hacen de ellos. Es natural que Octavio Paz habiendo escrito tanto sobre política, a pesar de que él eligió ser poeta y no político, empiece a haber una tendencia dominante a leerlo a través de la política, lo cual está bien, tiene que haber de todo, pero a mí me preocupaba que no hay una lectura poética de Octavio Paz”, aseguró el autor.

 

Si bien Ruy Sánchez aclaró que no iba a ser él quien hiciera esta lectura, dijo, pero consideró importante que existiera la idea central de que un día Paz, trepado en un árbol, decidiera que no quería ser hombre de acción y ni quería ser santo.

 

“Él cuenta que su tía le contaba la historia de Alejandro Magno, a quien un día le preguntaron: ‘¿usted quiere ser héroe como Aquiles o quiere ser la trompeta que canta las hazañas de Aquiles?’. Entonces Alejandro Magno dijo ‘yo quiero ser Aquiles, yo quiero ser héroe’ y lo fue, y a  Octavio Paz decía que a él eso de niño eso le preocupaba muchísimo porque él no quería ser Aquiles, pero al mismo tiempo no quería ser una trompeta que cantara al héroe, él quería ser la trompeta que canta, o sea, quería ser poeta”, contó.

 

Eso sí, un poeta preocupado por la relación entre la poesía y la historia, acotó Ruy Sánchez, interesado en el vínculo entre la poesía y la sociedad.

 

Como este punto de vista del poeta no existe, cuando el editor y escritor recibió la invitación por parte de Ediciones SM para escribir esta biografía, consideró interesante que fuera la higuera que contará ese momento, ya que al menos hay 10 referencias de Octavio Paz y los árboles, tanto en su Obra Poética 1935-1998, como en ¿Águila o sol?, por ejemplo.

 

Finalmente Ruy Sánchez destacó cómo Paz fue un “bicho raro” con una pasión y entrega tal que revolucionó no sólo el mundo de las letras mexicanas, sino de las letras allende las fronteras, de todos esos lugares a los que viajó.

 

A continuación compartimos algunos de los párrafos que la prensa retomó de este libro sobre Octavio Paz.

 

El Universal, Yanet Aguilar Sosa

“Justo esa higuera sobre la que Octavio Paz niño hacía desbordar su imaginación es la que relata sus momentos más emblemáticos en el libro Octavio Paz. Cuenta y canta la higuera, una breve biografía del más destacado poeta mexicano del siglo XX a nivel internacional, que es parte de la colección Así ocurrió / Instantáneas de la historia publicada por Ediciones SM en su área infantil y juvenil.

 

“Allí, trepado en la higuera, imaginándose en el mástil de un barco, él decidió que no quería ser un capitán guerrero, decidió que no quería ser político, decidió que no quería ser santo, decidió que quería ser un hombre del lenguaje, que quería ser un poeta. Escuchando el canto de los árboles, él tuvo su primera experiencia poética y él decidió que quería ser poeta”, afirma en entrevista Alberto Ruy Sánchez.

 

“El escritor y editor que ha estudiado y escrito sobre Octavio Paz, de manera más amplia y profunda, asegura que en esta breve biografía queda claro que él tuvo una experiencia poética y que también él decía que cualquiera podía tener la experiencia: ‘Quien mira los árboles, quien mira la higuera, quien mira el mar. La tienen los niños esa experiencia poética cuando miran el horizonte o las estrellas, y así la tuvo él’”.

 

 

Milenio, Eugenia Coppel

El niño Octavio Paz descubrió que quería ser poeta trepado en una higuera, la que daba sombra en su casa de Mixcoac. Muchos años más tarde, otro árbol en otro continente marcó la vida del Nobel de literatura: el nim que fue testigo de su boda con Marie José Tramini en la India. Paz pidió a aquel árbol de más de 30 metros que cuidara a su amada y protegiera su unión.

 

“El árbol está vinculado a la definición de su destino y su poesía”, cuenta Alberto Ruy-Sánchez, quien se dio a la tarea de rastrear este elemento en la obra de Paz para hablar sobre el poeta a los pequeños lectores. […]

 

Después de trabajar tres años con Paz en la revista Vuelta, Ruy-Sánchez tuvo una larga relación de amistad con el poeta. En 1990 escribió el ensayo Una introducción a Octavio Paz (FCE, 1990), donde expone de forma didáctica su trayectoria artística e intelectual.

 

¿Hay en su obra una conexión con los jóvenes?

Yo creo que sí. Siempre que hablo sobre Octavio con niños y jóvenes sucede que alguna frase los despierta. A veces las metáforas funcionan como adivinanzas; son detonadoras de su imaginación. Sin ser didáctico, sin decirle "niño piensa en esto", los niños se apoderan de la frase y la hacen suya. La poesía de Octavio está llena de eso, porque él era un espíritu bastante joven, juguetón y anarquista.

 

¿Qué le gustaría que suceda en un pequeño lector al terminar este libro?

Que vea los árboles a su alrededor de manera distinta; que sepa escuchar a los árboles. Porque algo que dice Octavio Paz, a lo largo de toda su poesía, es que los árboles cantan: mecidos por el viento nos dicen cosas. Que cuide y admire al árbol y que piense que es como una metáfora del universo. Pero también que es como la riqueza interior que llevamos, las raíces que nos crecen. Esa es una metáfora muy fuerte.

 

 

El Informador

“En palabras de Ruy Sánchez, gracias a las ilustraciones de Ángel Campos que acompañan la edición, el libro vale mucho la pena pero, ante todo, se inserta en una serie donde ‘son los elementos cotidianos los que relatan la vida de los personajes; así, cuando respondí a la invitación que me hicieron los editores, elegí que la historia de Paz la contara la higuera del jardín del abuelo, un árbol que menciona varias veces en su poesía y sus memorias, cuyo papel es sumamente importante cuando fue niño porque fue donde tuvo su primera experiencia poética’”.

 

“Consignado en el catálogo de Ediciones SM 2015 encaminado a la promoción de la lectura en escuelas, el libro aparece dentro de la dieta para alumnos de sexto grado de primaria; lo anterior, se vincula directamente —dice el autor— ‘con la dimensión lúdica y juguetona que tenía Paz y que permite que su poesía se pueda acercar a los niños’”.

 

[…] ‘en este libro no se inventa más que la manera de contar, todos los hechos son verdaderos y verificables; se trata de un poema porque se relata de un modo que es casi cantar, se describen las escenas donde aparece el niño pero todo se basa en hechos o cosas que el mismo Octavio Paz dijo. Hay una idea didáctica porque los niños, cuando lean esto, deberán quedarse con hechos reales’”.

 

 “Octavio Paz: Cuenta y canta la higuera no sólo se compone del relato de vida escrito por Ruy Sánchez y las ilustraciones de Campos; además, se acompaña de una serie de fotografías que dan cuenta de la vida del poeta, una precisa cronología y, finalmente, un acuse de las fuentes de donde procede la información que sustenta el relato”.

 

 

Excelsior, Juan Carlos Talavera

“Octavio Paz era muy pequeño cuando se acercó a la higuera plantada en casa de su abuelo y le dijo en secreto que él quería ser poeta. A partir de entonces, su mente y su memoria se saturaron de árboles, plantas y poemas. […] ‘Para este libro quise poner el énfasis en esa higuera en la que Paz se trepó de niño y en la que él cuenta que definió su vocación poética, trepado en la higuera. Entonces pensé en cómo sería la historia de Paz contada por un árbol’, comenta Ruy Sánchez”.

 

“Al final el pretexto es la higuera, ese personaje surrealista que sirve de pretexto para desarrollar este libro, pues el propio Paz tuvo su primera experiencia poética en ese lugar, el cual le sirvió como testigo para definir que él no sería un político, sino un hombre de letras, concluye”.

 

“En la obra de Octavio Paz hay abundantes referencias a los árboles, explica el autor, por ejemplo, en su Obra poética (1935-1998), el lector encontrará jardines y árboles en una de miscada cuatro páginas; y también descubrirá la higuera de Mixcoac como lectora del destino en ¿Águila o sol?, de 1951, o el nim en Ladera Este, de 1969”.

 

La Jornada Jalisco, Jonatan Gallardo

 “’Entre todas las historias que cuenta Octavio Paz de su infancia, ya maduro viendo así mismo, la higuera aparece inmediatamente como un elemento que define su vocación de poesía, él decide ser poeta trepado en una higuera’, cuenta Alberto Ruy Sánchez autor de Cuenta y canta la higuera, libro biográfico que narra una faceta en la vida del ganador del Premio Nobel […]

 

La historia que trato de contar es para cualquiera que le interese la poesía y que le interese la relación con la poesía. El texto es breve. Escribir para niños es más difícil porque es un público sincero al que le interesa o no lo que tienen en sus manos”, explica el autor, quien anteriormente publicó un libro de ensayos dedicados al análisis del trabajo de Octavio Paz”.

 

“El autor ofrece al lector conocer esta relación directa, material, sensual y al mismo tiempo profunda y significativa con los árboles. ‘Octavio decía: En un árbol nací como poeta, trepado, y a la sombra de otro árbol volví a nacer’”.

 

 

Notimex

Al presentar el libro, el escritor Alberto Ruy Sánchez comentó que “es natural que el ganador del Premio Nobel de Literatura 1990 halla escrito tanto sobre política, a pesar de que él eligió ser poeta y no político, empieza a haber una tendencia dominante a leerlo a través de la política.

 

‘A mí me preocupaba que no hay una lectura poética de Octavio Paz, y la idea central es que un día, él trepado en un árbol decidió que no quería ser hombre de acción, ni santo, sino que eligió ser poeta’, afirmó.

 

Finalmente, Alberto Ruy Sánchez resaltó que en su texto ‘la higuera cuenta ese momento en el que Octavio Paz decide ser un poeta, y a raíz de esto surge una historia bellísima en el libro’".

 

 

Las notas completas se pueden consultar en estas ligas: El UniversalMilenioEl InformadorLa Jornada JaliscoMetropoliNotimexLa Razón y Excelsior.

 

Publicado el 2 de diciembre de 2014.

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top