<br /> &lt;br /&gt;

Sala de prensa

<br /> &lt;br /&gt;

Limitan el número de evaluaciones educativas en Estados Unidos

Limitan el número de evaluaciones educativas

  • Actualmente, los estudiantes de las escuelas de las grandes ciudades de Estados Unidos toman alrededor de 112 pruebas estandarizadas obligatorias entre la etapa de preescolar y la preparatoria, un promedio de nueve pruebas al año.

El gobierno del Presidente Obama declaró, recientemente, que la presión por aumentar y mejorar los resultados en las evaluaciones educativas en Estados Unidos ha ido demasiado lejos, reconoció su propio papel en la proliferación de las pruebas, e instó a las escuelas a dar un paso atrás y realizar exámenes menos onerosos y más útiles.

En concreto, la administración llamó la atención y solicitó que ningún niño destine más de un 2 por ciento del tiempo de la clase en tomar pruebas. Asimismo, se pidió al Congreso reducir el exceso de pruebas que rige las escuelas primarias y secundarias públicas de la nación.

“No tengo ninguna duda de que tenemos que comprobar al menos una vez al año que los niños están en el camino correcto en su aprendizaje, o identificar las áreas en las que necesitan apoyo", dijo Arne Duncan, el secretario de Educación de Estados Unidos, quien ha anunciado que dejará el cargo en diciembre. “Sin embargo, no puedo decirle cuántas conversaciones he tenido con los educadores donde señalan que están comprensiblemente estresados y preocupados por un énfasis excesivo en las pruebas y la gran cantidad de tiempo de preparación que estas evaluaciones están quitando al tiempo de instrucción”.

Con la llegada de una nueva generación de pruebas vinculadas al currículo básico la primavera pasada, varios estados americanos abandonaron los planes de estudio para utilizar las pruebas en su lugar como guía, mientras que otros renombraron las currículas con un nuevo conjunto de estándares locales basados en las pruebas.

El anuncio del secretario Duncan, que ya ha sido respaldado por su sucesor designado, John B. King Jr., fue motivado en parte por la previsión de una nueva encuesta del Consejo de Escuelas, que se propuso determinar exactamente la cantidad de pruebas que están tomando sus miembros.

La encuesta encontró que los estudiantes de las escuelas de las grandes ciudades de Estados Unidos toman alrededor de 112 pruebas estandarizadas obligatorias entre la etapa de preescolar y la preparatoria, un promedio de nueve pruebas al año. En el octavo grado, cuando aumentan las pruebas y su nivel, los alumnos consumen un promedio de 20 a 25 horas, o el 2.3 por ciento del tiempo escolar, en éstas.

A pesar de ello, el estudio no logró encontrar pruebas que vinculen un mayor tiempo dedicado a las evaluaciones con una mejora en el rendimiento académico. “Debido a que muchos actores están adoptando y solicitan pruebas, a menudo se encuentra toda una gama de exámenes que no son estratégicos”, dijo Casserly , director ejecutivo del Consejo. "A menudo, las evaluaciones están desarticuladas, desconectadas e incoherentes en muchos aspectos, lo que se traduce en una gran cantidad de redundancia y superposición”.

La administración de Obama emitirá una “orientación clara” sobre las pruebas en enero, al mencionar que éstas deben ser “sólo una de múltiples medidas” del rendimiento de los estudiantes , y que “ninguna evaluación individual debe ser nunca el único factor en la toma de una decisión educativa acerca de un estudiante, un educador o una escuela”.

Sin embargo, se destacó que la administración no esta eliminando por completo las pruebas, sino que deberán cubrir " la gama completa de los estándares pertinentes del Estado", y provocar “manifestaciones estudiantiles complejas o aplicaciones de los conocimientos y habilidades obtenidos”.

Fuente: NY Times

Publicado el 27 de octubre de 2015.

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top