<br /> &lt;br /&gt;
<br /> &amp;amp;lt;br /&amp;amp;gt;

Sala de prensa

<br /> &lt;br /&gt;

"Latinoamérica debe garantizar igualdad en la educación"

Latinoamerica-igualdad-educacion

  • El presidente del Grupo del Banco Mundial señaló que garantizar el acceso a la educación es apenas el primer paso para los países latinoamericanos, ya que deben asegurar también que los alumnos aprendan, y disminuya la desigualdad educativa que existe al interior.

De acuerdo con Jim Yong Kim, presidente del Grupo del Banco Mundial, en los últimos diez años la región de Latinoamérica ha tenido un crecimiento económico que le permitió una mayor inversión en educación, y con ello, lograr elevar la tasa de inscripción escolar, así como alcanzar el acceso, prácticamente universal, a la educación primaria.

Sin embargo, el investigador especialista señala que asistir a la escuela es apenas el primer paso; los países de esta región deben asegurarse que los alumnos estén aprendiendo. “Obtener mejores resultados educativos es crucial si se pretende que los alumnos desarrollen las habilidades necesarias para competir en un mercado laboral que, año con año, se vuelve más globalizado” señala.

La prestación de una educación de calidad sigue siendo una labor en curso para los países latinoamericanos. Los resultados de los exámenes PISA de 2012 mostraron que los alumnos de 15 años de esta región, habían adquirido en promedio dos años menos de conocimientos que sus contrapartes de países con mayores recursos económicos, y cinco años menos que los adolescentes de Shanghái.

Yong Kim menciona que otro gran reto a combatir es la desigualdad tan marcada que existe al interior de estos países. “Los alumnos pobres tienen un desempeño mucho peor que sus contrapartes más acaudaladas, y esta brecha comienza desde una edad temprana: los niños de seis años que pertenecen al 25 por ciento más pobre de la población, tienen dos años y medio de retraso en términos de aprendizaje, con respecto a los estudiantes que pertenecen al 25 por ciento más adinerado” explica.

El informe que el Grupo del Banco Mundial publicó en julio del año pasado, reveló que la deficiente enseñanza en los países de América Latina y el Caribe tiene un impacto sobre los alumnos equivalente a un día menos de clase por semana.

A pesar de ello, Yong Kim se muestra optimista al mencionar que algunos países de la región ya están tomando medidas al respecto. “Un gran ejemplo es Perú, quien recientemente llevó a cabo una serie de nuevos programas para mejorar el desempeño estudiantil en las escuelas primarias de dicha nación” menciona. Asimismo, aseguró que el Banco Mundial trabaja junto a varios gobiernos de la región para supervisar y ayudar a mejorar los resultados del aprendizaje estudiantil, y poder cerrar la brecha de desempeño tanto entre las naciones, como entre los niveles de ingreso.

“Enfatizar la calidad educacional, conservando las conquistas en asistencia, es crucial para el crecimiento económico ulterior de la región. Aquellas políticas y programas que mejoren el aprendizaje estudiantil generarán puestos de trabajo y acelerarán los aumentos en el ingreso, especialmente entre el sector pobre y más vulnerable. Esto significaría que las personas salgan de la pobreza extrema por sus propios medios, y que muchos más puedan compartir la riqueza recientemente creada” concluyó.

Publicada el 21 de mayo de 2015.

Fuente: Milenio

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top