<br /> &lt;br /&gt;
<br /> &amp;amp;lt;br /&amp;amp;gt;

Sala de prensa

<br /> &lt;br /&gt;

Las escuelas necesitan aprender a cultivar la inteligencia moral: Vilchez

inteligencia moral Vilchez

  • Luis Fernando Vilchez, investigador y especialista educativo de la Universidad Complutense de Madrid, profundiza en la importancia de que las escuelas inculquen valores humanistas y morales en los alumnos, mediante el ejemplo y las acciones de la comunidad escolar.

Cuando una persona se encuentra en una encrucijada entre dos posibles caminos a elegir y se pregunta ¿cuál debo tomar?, es necesario hacer uso de la inteligencia moral,  definida por el psicólogo educativo, Luis Fernando Vilchez, como “la capacidad de resolver problemas éticos y dilemas morales”.

En entrevista con Educación Hoy, en el marco del III Congreso Internacional de Videojuegos y Educación, realizado en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, el especialista en temas educativos explicó que la inteligencia moral se nutre de distintas inteligencias como la cognitiva o lógica, para entender la complejidad de una situación determinada; la inteligencia emocional; y la social. “En la encrucijada de estas tres inteligencias, es en donde, a mi modo de ver, se situaría la inteligencia moral”.

 

Actualmente, Vilchez se encuentra en el desarrollo de un libro sobre el tema, el cual espera sea publicado a finales de este año. En él, también se abordará la “desconexión moral”, concepto creado por Albert Bandura, y que en palabras del investigador español se explica como “aislar el elemento de los aspectos ético de la vida; por ejemplo, alguien puede decir como todos roban, yo también puedo”.

El profesor de la Universidad Complutense de Madrid, advierte de los riesgos de caer en esa desconexión. “Yo he trabajado con adolescentes y niños que no son queridos, que son marginados, y pude observar que no había una conexión moral, vivían en la amoralidad. Lo mismo te podrían decir que han estado tomando una coca cola, a que le han pegado alguien, porque simplemente no existe esa conexión”.

“Imaginemos que la clase dirigente, la clase política es corrupta. Es evidente que hay una desconexión moral, la lección que implícitamente se transmite a todos, en especial a las nuevas generaciones, es que una persona normal puede robar, o que robar no tiene porque estar mal visto necesariamente, ya que todos roban”.

Por ello, la inteligencia moral en la escuela debe ser “un tema transversal que a veces puede estar en una asignatura determinada”, pero ésta debe verse reflejada en las acciones ordinarias.

Vilchez explica que la inteligencia moral se debe enseñar con el ejemplo, por lo que el profesor no sólo debe ser competente en su materia, sino también “ser un ejemplo en el cual se miren los alumnos. Si un profesor habla de justicia, pero no es justo con sus alumnos, todo lo que habla son palabras vanas y vacías, carentes de sentido”.

“Y no sólo se trata de la figura del profesor - señala Vilchez - me refiero a toda la comunidad educativa. Todos los que trabajen en un colegio tienen que respirar un clima moral positivo. A veces es difícil lograrlo pues no hay estándares para medir esto en los sistemas mundiales, pero es lo que da categoría y calidad a un colegio”.

“Educar en valores no es simplemente teorizar sobre ellos, sino propiciar que los niños desde pequeños tengan experiencias llenas de valores humanos y morales. Y no olvidemos que, por encima de todo, el valor fundamental es la persona”, asegura el académico.

El entrevistado finaliza explicando que propiciar la inteligencia moral no nada más es tarea de la escuela, “no lo puede hacer sola, ni la familia tampoco. Familia y colegio son co-educadoras, se refieren ambas al mismo sujeto de forma distinta: la familia, mediante la educación no académica o informal; y la escuela, a través de la educación formal. Cuanto más unida esta la escuela a la familia, el resultado es mejor, se deben apoyar mutuamente”.

Luis Fernando Vílchez Martín es profesor emérito de la Universidad Complutense de Madrid. Sigue vinculado a ésta, en la dirección de tesis doctorales y diversas actividades académicas para las que es solicitada su colaboración. Es doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación, con premio extraordinario. Ha desarrollado una extensa línea de investigación, cuyos descriptores más significativos son: educación, profesores, alumnos, familia, nuevas tecnologías aplicadas a la educación, problemáticas y cambios sociales. El investigador participó en el III Congreso Internacional de Videojuegos y Educación, realizado en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, del 12 al 14 de agosto.

Fuente: Entrevista Luis Fernando Vilchez

Publicado el 18 de agosto de 2015.

Tags: 
portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top