Sala de prensa

Las 7 cualidades que los docentes deben potenciar para ser recordados

Las 7 cualidades los docentes deben potenciar para ser recordados

  • ¿Cómo te gustaría que te recordaran tus alumnos? Santiago Moll comparte su respuesta, que incluye un análisis de las cualidades que cree más útiles en el aula.

El profesor Santiago Moll, creador del blog Justifica tu respuesta, lanza una pregunta a manera de reflexión para los docentes: ¿Cómo te gustaría que te recordaran tus alumnos? Hacerse esa pregunta a uno mismo —considera Moll— constituye una oportunidad para pensar sobre la propia actividad en el aula.

Su respuesta es un intento de inspirar las respuestas de otros. Por eso destaca siete cualidades que todo docente debería observar cuando tiene delante suyo a un grupo de alumnos:

1. Pasión

La pasión en el aula no es más que creer en aquello que enseñas”, dice Moll. Y creer en lo que enseñas quiere decir que el conocimiento que transmites sea útil para el alumno. “Cuando hay pasión, siempre hay emoción. Y, cuando hay emoción, la conexión docente-alumno se fija para siempre en el recuerdo”.

2. Humor

El humor es una excelente manera de atraer la atención de los alumnos y llegar a su corazón. Para Moll, “el humor es aprender a reír no de la gente, sino con la gente”. Cuando se recurre al humor en las clases, hay relajación, se reduce la tensión y se genera empatía. Este profesor nos recuerda que también es muy sano reírse de uno mismo.

3. Credibilidad

La credibilidad se trata de “generar confianza y respeto”. Porque no sólo es importante creerte aquello que enseñas, advierte el autor, sino también convencer a tus alumnos de que lo que enseñas es útil y pertinente. Al preparar los contenidos, es importante pensar en cómo conseguirás que estos se fijen significativamente en tus alumnos.

4. Naturalidad

“No necesitas representar ningún papel, ni imitar el estilo de nadie”, sugiere Coll. Bastará con enseñar sin máscaras; ser uno mismo. El docente tampoco tiene la obligación de impresionar a sus alumnos: su principal objetivo es inspirarlos.

5. Humildad

Un profesor que ha cultivado la humildad sabe que el verdadero protagonista del aprendizaje no es él, sino sus estudiantes. Si alguien es humilde tendrá capacidad de conectar mejor con las personas que le rodean, pues “la humildad se alimenta de la escucha activa y empática”.

6. Cercanía

“Mostrarse abierto y cercano es una excelente oportunidad para llegar y conquistar el corazón de tus alumnos”, expresa Moll, quien está convencido de que la cercanía empieza antes de las enseñanzas: con un saludo, una sonrisa y mostrando interés por tus alumnos. Es importante compartir momentos y experiencias con ellos.

7. Claridad

Es la cualidad de conseguir que lo difícil se convierta en algo fácil y más comprensible. Una manera de lograrlo, recomienda Moll, es usar analogías o contar historias que tengan relación con los contenidos que se enseñan. “Enseñar desde la simplicidad no es una debilidad, sino una fortaleza, una virtud que con el tiempo tus alumnos valorarán y apreciarán”.

Fuente: Justifica tu respuesta

Publicado el 11 de julio de 2016.

Tags: 
portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top