Sala de prensa

Las 10 tendencias que van a revolucionar el sistema educativo

Las 10 tendencias revolucionarias en educación Ediciones SM

  • En este decálogo de directrices innovadoras para las aulas del mundo, se distinguen algunas de las ideas clave del proyecto Savia.

El informe Nuevas tendencias en educación, elaborado por el Observatorio de Tendencias de Coolhunting Community, es un decálogo de directrices emergentes e innovadoras para alcanzar la excelencia en el ámbito educativo, del cual presenta un resumen el diario ABC.

Algunas de las ideas clave de Savia, el nuevo proyecto editorial de Ediciones SM, se pueden distinguir en dichas tendencias, tales como el cambio de enfoque de alumnos pasivos a aprendices activos (no. 1, 10); la necesidad de una educación para la vida (no. 2, 4, 8); o la recomendación de utilizar los datos que arroja la tecnología para personalizar el aprendizaje de los alumnos de acuerdo a su propio ritmo (no. 6), tal como lo permite la plataforma de Savia.

1.     Empoderar a los alumnos. Los nativos digitales han crecido y lo seguirán haciendo en una sociedad donde el trabajo es más visto como una pasión que como una necesidad. En este sentido es importante fomentar el talento desde edades tempranas, acompañar a los chicos para que descubran su vocación y personalizar su educación en función de sus inquietudes.

2.     Felices y saludables. Es una tendencia creciente que las instituciones innovadoras -desde colegios hasta empresas- se sumen al desarrollo del autoconocimiento y la felicidad a través de estrategias de reducción del estrés, como la meditación, y del fomento de la salud con dinámicas divertidas y juegos.

3.     Aprendizaje continuo. Todos somos aprendices en la era de la información. Las nuevas generaciones lo saben, y por ello defienden un sistema educativo más flexible y personalizado. Lo anterior es posible gracias a múltiples plataformas de educación a distancia, como los MOOC (Masive Open Online Course), o los OCW (Open Course Ware).

4.     Emprendimiento. Los alumnos emprendedores focalizan su atención en una idea y la ponen en práctica con los recursos disponibles. Para esto es necesario tomar hacer una análisis del mercado en el mundo real. Distintas iniciativas y proyectos ofrecen espacios y recursos para que los estudiantes puedan trabajar en prototipos y maquetas de sus ideas de negocio.

5.     “Tecno-creativos”. La cultura “maker”, que valora el trabajo hecho por las personas sin renunciar a la tecnología, ha llegado hasta el campo educativo. Un buen ejemplo es la enseñanza de programación o código, que resulta fundamental enseñar a los chicos por ser el nuevo lenguaje de nuestra época.

6.     “B-tech”. Muchos maestros ya aplican herramientas tecnológicas en el aula, como crear documentos en la nube y obtener respuestas en tiempo real. El informe advierte que los profesores deben reflexionar sobre el máximo aprovechamiento de la tecnología. Y uno de los recursos fundamentales, sugiere, es el uso de los datos para personalizar contenidos al ritmo de aprendizaje de cada alumno.

7.     Dinámicas de juego. El uso de dinámicas lúdicas se utiliza para afianzar conocimientos y conseguir una mayor motivación y compromiso de parte de los alumnos. El uso de videojuegos y aplicaciones dirigidas al aprendizaje suponen un complemento a las clases que no solo las hace más divertidas, sino que hacen más fácil su entendimiento y afianzan lo estudiado.

8.     El arte de cuidar. Las nuevas generaciones están más sensibilizadas por su entorno, y entienden la necesidad de fomentar entornos y organizaciones sostenibles. Las iniciativas solidarias, la reflexión sobre problemas de la humanidad, y la búsqueda de nuevos modelos de liderazgo son una tendencia imparable.

9.     Mecenazgo popular. La cooperación es la nueva forma de alcanzar grandes objetivos, como enseñan las plataforma digitales de co-financiamiento, por ejemplo. Las universidades y escuelas de negocio comienzan a transmitir esta idea, también como parte de la evaluación de las personas, que pasa a ser de conjunto y no solo individual.

10. Ágora. Las instituciones educativas de todos los niveles deben crear núcleos de conocimiento, experiencias y posibilidades, y fomentar los intercambios y conexiones entre profesores y alumnos. Las nuevas experiencias de aprendizaje son ahora más participativas y permiten al estudiante entender y conformar su clase y contenido: las “flipped classroom”, o las clases al revés, proponen la interacción del profesor y los alumnos y la resolución de problemas reales de manera práctica.

Fuente: ABC.

Publicado el 10 de marzo de 2016.

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top