<br /> &lt;br /&gt;

Sala de prensa

La educación alarga la vida, según un estudio la OCDE

OCDE Ediciones SM

  • Un hombre con educación superior vive en promedio ocho años más que uno que no terminó la secundaria, afirma un estudio de la OCDE, donde se analizan los beneficios sociales de la educación.

Elisabeth Villoutreix es encargada de comunicación en la Dirección de Educación de la OCDE. También es la autora del artículo ¿Cuáles son los beneficios sociales de la educación? publicado en el blog educativo de la organización, y del cual presentamos una versión en español.

La relación entre educación y efectos benéficos en la sociedad ha sido reconocida desde tiempos inmemoriales, apunta la autora. Ya en la Grecia antigua, Aristóteles y Platón afirmaron que la educación era central para el bienestar social. Y hace algunas décadas se comprobó, con diversas investigaciones, que la educación no sólo habilita a los individuos a desempeñarse mejor en el mercado laboral, sino que también mejora en general la salud, promueve ciudadanos activos y contiene la violencia.

Pero cómo es posible que la educación pueda definir aspectos sociales como la expectativa de vida, el compromiso ciudadano y la satisfacción en la vida, se pregunta Villoutreix. De la misma pregunta partió una investigación (PDF, en inglés) publicada en la revista Education Indicators in Focus, que compara los beneficios sociales de la educación en algunos países seleccionados de la OCDE.

Los datos recogidos muestran que la expectativa de vida tiene una fuerte relación con la educación. Con los datos de 15 países que fueron estudiados, se llegó a la conclusión de que un hombre de 30 años con educación superior vivirá en promedio ocho años más que un hombre de 30 años que no completó su educación secundaria.

La evidencia mostró, también, que los adultos con mayores niveles de educación son más propensos a ser ciudadanos activos que aquellos con niveles menores de educación. Específicamente en cuestiones tales como votar, hacer voluntariados, mostrar interés por lo político y generar confianza con otros ciudadanos.

“Además de aumentar los niveles de ingreso económico, la educación tiene el potencial de ayudar a los individuos a desarrollar habilidades, mejorar su estatus social y acceder a redes cuyos objetivos sean mejorar la vida en sociedad”, argumenta la autora. “Solo si reconocemos por completo el poder de la educación, los creadores de políticas públicas podrán enfrentar mejor los diversos retos sociales”.

Fuente: OCDE Education and Skills Today

Publicado el 24 de octubre de 2016.

Tags: 
portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top