<br /> &lt;br /&gt;
<br /> &amp;amp;lt;br /&amp;amp;gt;

Sala de prensa

<br /> &lt;br /&gt;

Invitan a padres y niños a denunciar a escuelas por vender comida chatarra

escuelas vender comida chatarra

  • En México uno de cada tres niñas y niños, tienen sobrepeso y obesidad. A pesar del intento por legislar la venta de comida chatarra en las escuelas, los incumplimientos persisten.

En el marco del Día del Niño, la Red por los Derechos de la Infancia (que agrupa 75 organizaciones de la sociedad civil mexicana que desarrollan programas a favor de niñas, niños y adolescentes mexicanos en situaciones de vulnerabilidad) y El Poder del Consumidor lanzaron un portal donde los alumnos, maestros y padres de familia podrán denunciar a las escuelas que aún vendan comida chatarra.

 

La estrategia “Mi escuela saludable” incluye la plataforma miescuelasaludable.org en la que de manera sencilla se podrán realizar denuncias anónimas (localizando su institución en una base de datos y eligiendo entre las categorías para señalar qué tipo de alimento o bebida chatarra se vende en su escuela y quién lo hace). Al término el ciclo escolar, se evaluarán los resultados y se conocerá la percepción de la comunidad estudiantil, así como se llevarán a cabo denuncias públicas e incluso acciones jurídicas contra los responsables en las instituciones educativas. Se prevé que los resultados seentregarán a las secretarías de Educación Pública (SEP)y de Salud, como autoridades educativas y de salud correspondientes.

 

Las organizaciones indicaron que llevan a cabo este proyecto en respuesta a la falta de cumplimiento de las reglamentaciones impuestas por la SEP y Secretaría de Salud, para regular estos alimentos en las escuelas, puesto que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Obesidad 2014 (publicada recientemente por la Alianza por la Salud Alimentaria) 67% de padres de familia señala que en las escuelas se continúan vendiendo alimentos “poco o nada sanos”. En tanto que en México uno de cada tres niñas y niños, y 7 de cada 10 personas adultas tienen sobrepeso y obesidad, y bajo la perspectiva de derechos humanos es indispensable actuar, indicaron.

 

“Lo que estamos planteando no es responsabilizar a niñas y niños, sino por el contrario tratar de establecer una estrategia de participación, porque estamos acostumbrados a verlos sólo como receptores de la política pública. Nosotros queremos que se involucren dentro de esta consciencia y esta estrategia de alimentación saludable”, dijo en conferencia Alma Meneses, de la Redim.

 

En 2010 se emitieron los lineamientos para la venta de alimentos y bebidas en escuelas sin embargo, estos no fueron implementados en gran parte de ellas debido a su desconocimiento y falta de compromiso por parte de las autoridades. Ahora, que son obligatorios a partir del ciclo escolar 2014-2015, faltan muchas cosas por hacer, entre ellas, que se establezca hacia quién se irían las sanciones o multas. De acuerdo con Fiorella Espinosa, investigadora en el área de Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor, la figura del director es la más factible a señalar como responsable del cumplimiento.

 

Las organizaciones denunciaron que las autoridades correspondientes no han capacitado a las personas encargadas del cumplimiento, ni se han desarrollado programas y actividades de educación en materia de nutrición, prevención, tratamiento y control de la desnutrición y obesidad; tampoco han realizado campañas informativas para alumnos, personal docente y directivo, padres de familia que ignoran que de lunes a jueves las cooperativas sólo podrán ofrecer frutas, verduras y cereales integrales, y que existen criterios nutricionales establecidos para los productos que se pueden vender de manera exclusiva los viernes. 

 

Publicado el 30 de abril de 2015.

 

Fuentes: Sin EmbargoEl UniversalCrónica

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top