<br /> &lt;br /&gt;
<br /> &amp;amp;lt;br /&amp;amp;gt;
<br /> &amp;amp;amp;amp;lt;br /&amp;amp;amp;amp;gt;
<br /> &amp;amp;amp;amp;amp;amp;lt;br /&amp;amp;amp;amp;amp;amp;gt;
<br /> &amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;lt;br /&amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;gt;
<br /> &amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;lt;br /&amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;gt;

Sala de prensa

<br /> &lt;br /&gt;
<br /> &amp;amp;amp;lt;br /&amp;amp;amp;gt;

Cuatro recomendaciones antes de realizar la prueba PISA

Generacion multimedia

  • A unos días de que se inicie la aplicación de la prueba PISA, Andreas Schleicher, coordinador de dicha evaluación emitió cuatro consejos que deben tomar en cuenta quienes participan en ella. 

El lunes 27 de abril iniciará en los centros de enseñanza mexicana, el Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos. Más conocida como PISA, esta prueba evalúa las habilidades de los estudiantes en disciplinas como lectura, matemáticas, ciencias y competencias sociales.

El director de Educación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Andreas Schleicher, quien también es el coordinador de la prueba, explicó que este informe busca conocer la preparación de los estudiantes de distintas partes del mundo para resolver los diversos problemas que se les presentan.

Para esta nueva edición, a la que se suman países como Argelia, el Líbano, Kosovo, República Dominicana, además de tres provincias chinas; el objetivo principal no será sólo presentar la realidad educativa de las 71 naciones que participan, sino sentar las bases para diseñar estrategias que mejoren la situación tanto de estudiantes y docentes como de las escuelas.

Al respecto, Schleicher agregó que a través de los resultados se espera poder diseñar alternativas para mejorar la enseñanza por parte de los docentes, fomentar el desarrollo de habilidades dentro del salón de clases, aprender a aprovechar mejor las áreas de oportunidad, además de crear comisiones para hacer evaluaciones más efectivas. 

Asimismo, el coordinador de la polémica prueba hizo cuatro apreciaciones que todos los países que participan deberían tener presente:

1. Los maestros deben incentivar a los estudiantes a confiar en sus capacidades.

Si se pretende una mejor educación es clave que los estudiantes confíen en sus capacidades, además de comprender por sí mismos la diferencia que la educación puede hacer en su vida. Lograr este cometido depende en gran medida de contar con maestros que sean capaces de identificar las fortalezas de los estudiantes pero también sus dificultades en el aprendizaje.

2. Tanto maestros como escuelas deben apuntar a una mejor calidad.

Si se quiere obtener resultados positivos es de suma relevancia que aquellos jóvenes que opten por la profesión docente tengan acceso a una formación en la que sean evaluados con gran frecuencia, en la que reciban mentoría de parte de otros docentes, tengan la oportunidad de vivir distintas experiencias, aprendan a trabajar de manera colaborativa y dispongan de la motivación necesaria para desear un mejor desempeño. En esta misma línea, los centros de enseñanza que estarán un paso más cerca del éxito serán aquellos que tengan la autonomía y la transparencia como bandera.

3. Dejar a un lado el dilema entre calidad – equidad.

Existe evidencia de que los estudiantes con menos recursos pueden alcanzar niveles académicos de excelencia, ejemplo de ello es que los jóvenes más pobres de Shanghái tienen mejor rendimiento académico que los más ricos de Estados Unidos. El desafío para empoderar a los estudiantes más pobres está en diseñar estrategias para que las escuelas con mayores dificultades logren alcanzar indicadores de excelencia. Según Schleicher no se trata de tener más recursos, sino de invertirlos donde se logre más impacto. Un ejemplo claro puede ser llevar a los mejores docentes a los salones con menores recursos.

4. Se debe lograr coherencia en las políticas que se implementen.

Uno de los principales retos que tienen por delante los sistemas educativos en todos sus niveles es lograr la coherencia entre las distintas políticas que se implementen. Sobre este punto, Schleicher remarca la importancia de que estas políticas lleguen al salón de clases, de manera natural, sin necesidad de obligar a los distintos actores a adquirirlas e implementarlas.

Publicado el 22 de abril de 2015.

Fuente: Universia.

Etiquetas: PISA. Educación. Evaluación. Escuelas.Fuente: 

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top