<br /> &lt;br /&gt;

Sala de prensa

Fortalece la autoestima de tus alumnos jugando

Fortalece la autoestima

  • Realiza estas sencillas, pero divertidas actividades con tus alumnos para potenciar la confianza y apreciación hacia ellos mismos y sus compañeros.

Son cada vez más los autores que teorizan sobre la importancia de la autoestima infantil y que nos hacen ser más conscientes de la necesidad de hacer más positivas las autovaloraciones de los alumnos.
 
La autoestima marca nuestra vida, tanto de niños como de adultos. Envuelve los pensamientos que tenemos sobre nosotros mismos y le añade una dimensión apreciativa. Es por esto que nos hace tomar una perspectiva u otra para afrontar lo que nos sucede, y para relacionarnos con los demás.
 
Por ello, a continuación te presentamos tres juegos divertidos que puedes usar en tu clase para fortalecer el autoestima de tu clase:
 
JUEGO 1. ¡Todos tenemos cosas buenas!
  1. Pide a tus alumnos que hagan el gesto de colocarse unas gafas imaginarias. Estas no serán unas gafas cualquiera, sino que les garantizarán ver todo lo positivo que hay en el mundo y olvidar por completo lo negativo. 
  2. Diles, pues, que se dibujen en el centro de una hoja y que indiquen su nombre. Estas hojas irán pasando de mesa en mesa y los compañeros, utilizando las “gafas positivas”, tendrán que indicar una cualidad de la persona que quieran hacerle saber. Por ejemplo “es siempre muy amable conmigo”, “me ayuda con los deberes” o “aprende muy rápido”.
  3. Es importante que la maestra también haga su aportación y que vaya firmada. Estos mensajes alimentarán la confianza del niño a través del reconocimiento de los compañeros y del docente, que es un referente clave en la vida del pequeño.
JUEGO 2. Hoy te enseño yo
  1. Integrar dentro del aula pequeños talleres impartidos por los alumnos. Puedes organizar estas “miniclases” abiertas una tarde al mes, por ejemplo. 
  2. Así, tres alumnos impartirán un pequeño taller de 15 minutos al resto de los estudiantes, que podrán apuntarse libremente en aquél que decidan. 
  3. En estos talleres, los niños compartirán algún tema que les guste mucho o dominen. Pueden mostrar, por ejemplo, cómo hacer un truco de magia, cómo hacer toques con el balón sin que caiga al suelo, o cuánto conocen sobre los trenes.
  4. El tema de la clase ha de ser siempre escogido por el propio alumno, aunque los demás compañeros (que lo conocen y saben sobre algunas de sus cualidades) también pueden hacerle sugerencias.
JUEGO 3. La lista de intercambios
  1. Una actividad muy sencilla y que favorece el diálogo, y la ayuda entre los estudiantes es “la lista de intercambios”. Se basa en el formato de anuncios de contactos y la podemos colocar a la entrada del aula.
  2. Tan solo necesitamos una hoja, donde dibujaremos dos columnas. 
  3. En la primera columna, los alumnos habrán de indicar qué pueden ofrecer al resto de estudiantes: pueden enseñar matemáticas a quienes más les cuesta, pueden ayudar cuando hay que hacer dibujos, pueden tomar las cosas de los cajones más altos, etcétera. 
  4. En la segunda columna, en cambio, deberían colocar aquello que necesitan o les gustaría aprender de sus compañeros: necesitan clases de pintura, aprender sobre ciencias, etc.

 

Tags: 
portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top