Sala de prensa

Fomenta las tradiciones trabajando en clases el Día de Muertos

Aprovecha estos días para llevar a cabo distintas actividades conmemorativas alrededor de esta temática tan mexicana

La festividad indígena del Día de Muertos es una de las tradiciones que hacen única a la cultura mexicana. En los últimos años ha adquirido, además, una relevancia internacional. En el año 2003 fue reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Y en 2017, la película Coco, de Disney-Pixar, sirvió como escaparate para mostrar al mundo, a través de una historia, la importancia de dicha celebración y de la familia en nuestro país.

Aprovecha estos días para trabajar en el aula alrededor de esta temática con tus alumnos. A continuación, te sugerimos alguna opciones.

Películas

Si tus alumnos ya vieron Coco, seguro se sentirán más inspirados para poner en marcha sus propias actividades del Día De Muertos. Así que una primera sugerencia es comenzar el ciclo con una proyección de esa u otra película relacionada. Por ejemplo, la mexicana Día de muertos (ve el trailer aquí) o un fragmento del cortometraje Hasta los huesos (que se puede encontrar en YouTube).

El altar u ofrenda

Como sabrás, la parte más importante del festejo es poner un altar u ofrenda. “Ofrendar es compartir con los parientes difuntos ciertos goces de la vida y algo de los frutos obtenidos durante el año”, explica a El País el antropólogo del INAH, José Eric Mendoza.

Consulta con tus alumnos si prefieren dedicar su altar a alguna celebridad fallecida (artista, músico, futbolista, etc), o bien, a algún ser querido al que ellos quieran honrar. En cualquier caso, es importante buscar fotos de los difuntos, así como objetos y comida que le gustaran a la persona.

No pueden faltar las flores de cempasúchil, esos claveles color naranja cuyo aroma –según la tradición– es la guía de los difuntos en su camino a la ofrenda o altar. Cempasúchil viene del náhuatl y significa la flor de los 20 pétalos: cempoalli significa 20 y xóchitl, flor.

Tus estudiantes pueden realizar ellos mismos el papel picado de colores para acabar de darle un toque muy tradicional.

Calaveritas literarias

Además de fomentar las tradiciones, hacer calaveritas literarias es una actividad que ayudará a tus alumnos a trabajar la creatividad y el desarrollo del lenguaje.

Cuéntales que esta forma de honrar a los muertos, usando las rimas y la figura de La Muerte o La Catrina, nació en México en el siglo XIX a modo de epitafios burlescos, y como una manera de expresar ideas o sentimientos que en otras oportunidades era difícil decir.

Para motivarlos, puedes leerles algunas calaveritas sencillas que encontrarás fácilmente en internet. Después, cada uno tendrá que elegir la persona o situación a la que quieran dedicar sus versos y ponerse manos a la obra. 

Pan de muertos y calaveritas de azúcar para compartir

Pon el toque dulce a los primeros días de noviembre compartiendo con tus alumnos el tradicional pan de muertos y/o calaveritas de azúcar. Pídeles que investiguen el origen de ambos postres para que la actividad esté más completa.

portada_blog: 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Con el propósito de evitar el spam, por favor transcriba los caracteres que aparecen en la imagen:
3 + 7 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top