<br /> &lt;br /&gt;

Sala de prensa

Escoge el juguete adecuado según la edad del niño

 juguete adecuado

  • Seleccionar el juguete ideal para los niños en ocasiones es difícil, ya que se deben tomar en cuenta ciertas características como la edad, las habilidades, el aprendizaje y los deseos. Este listado te dará algunas ideas dependiendo la etapa en la que se encuentra tu pequeño.

La compra de los juguetes para los niños en Navidad es una inversión de la que no siempre se obtiene el mejor rendimiento. En estas fechas, las prisas, las aglomeraciones en los comercios y la gran variedad de productos confunden muchas veces a los padres de familia a la hora de hacer la elección.
 
Las modas y la publicidad también influyen en padres e hijos a la hora de pedir y adquirir productos que en numerosas ocasiones no son adecuados, bien porque no cumplen las normas de seguridad mínimas, o porque carecen de las características para que estos objetos diviertan, entretengan y enseñen.
 
A continuación te presentamos un listado del tipo de juguetes acorde a la edad de tus pequeños:
 
1. De 0 a 2 años
Durante su primer año, el juguete preferido del niño es su propio cuerpo. Necesita aprender a dominarlo y a realizar coordinaciones entre los distintos sentidos para desarrollar su inteligencia.
 
Los juguetes más adecuados para este momento son aquéllos que tienden a favorecer la coordinación motora, un dominio del espacio y el desarrollo de los sentidos. Conviene valorar también el material del que están hechos los juguetes, para que incorporen distintas texturas, colores, sonidos y luz; además es importante pensar en aquéllos que se puedan chupar, morder, agarrar, aplastar, arrastrar, meter y sacar, y que suenen.
 
Algunos de los artículos recomendables en este periodo son las sonajas, mordedores, móviles, juguetes colgantes para la cuna, muñecos sencillos de trapo o madera, juguetes musicales, mantas con distintas actividades, libros de plástico o de tela, y trapecios-gimnasio para bebés. Los objetos apilables, los bloques, cubiletes, tentetiesos, muñecos, pelotas, ositos y otros objetos de materiales no tóxicos, lavables y de tacto agradable, resultarán muy favorecedores.
 
2. De 2 a 6 años
En este periodo les encanta emular los comportamientos e impresiones que les rodean. La implicación de lo intelectual y lo afectivo es tan grande que no saben dónde están sus límites. Para ellos, el juego es una forma de liberar tensiones. Durante este periodo, los preferidos son todos aquellos juguetes que les ayudan a desarrollar situaciones imaginarias, representar un papel y fomentar el simbolismo y la fabulación.
 
Los coches, trenes, carretillas y camiones que puedan empujar, cargar y vaciar; las arquitecturas de equilibrio en plástico o madera; los bancos de carpintero; las herramientas de madera o plástico; cubos, palas, rastrillos y moldes para jugar con la arena; muñecas; teléfonos; cunas y cochecitos de muñecas; cacharritos; caballos escoba; la pintura de dedos y la arcilla, son algunos de los juguetes que los harán felices.
 
A partir de los tres años, los niños comienzan a relacionarse con sus iguales y a querer asociarse con ellos para sus juegos. Por lo que pueden utilizar triciclos, patines, carretones y columpios. Les entusiasmarán los zoológicos, las tiendas, granjas, garajes, herramientas, las muñecas y sus complementos, y las linternas.
 
Las construcciones con piezas de diversos tamaños y formas son muy adecuados. También comienzan a tener importancia los primeros juegos de mesa como puzzles, rompecabezas y lotos para identificar y relacionar imágenes. 
 
A partir de esta edad también les encanta escuchar una y otra vez cuentos que se aprenden de memoria y con los que elaboran sus conflictos, realizando sus propios deseos en la fantasía. Está comprobado que la lectura de cuentos de los padres a los niños, a partir de los dos años, les ayudan a desarrollar el lenguaje y facilitan su mejor adaptación a la escuela.
 
3. De 6 a 12 años
A partir de los seis años, y casi hasta los nueve, es la edad de la fuerza. Todos los artículos utilizados para el ejercicio físico les ayudarán a liberar su tensión. También son juguetes muy apropiados para esta edad, aquéllos que favorezcan la habilidad, la atención y la capacidad creadora, la destreza y la imaginación y, sobre todo, la afirmación individual. Asimismo, les divierten los juegos con los demás (con terceras personas) en los que hay que cumplir unas reglas.
 
De seis a nueve años son casi imprescindibles la bicicleta, los patines, las canicas, los aviones, las construcciones, el yo-yo, los juegos de letras, los títeres y marionetas, las cajas para engarzar collares, los juegos de mesa con preguntas y respuestas sobre distintas materias, los rompecabezas, loterías y todo aquello que se pueda coleccionar.
 
A partir de los nueve años y hasta los doce son muy importantes los juegos que anticipan situaciones adultas profesionales como por ejemplo, los de química, electricidad o el microscopio. Resultan también muy positivos aquéllos que fomentan las actividades en equipo, sean deportivas o intelectuales. Las construcciones, las cometas, la iniciación en el modelismo (realizando aviones, barcos, casitas de muñecas y sus muebles en miniatura) y el coleccionismo de sellos, monedas, mariposas o rocas minerales, o los instrumentos musicales pueden ser el inicio de un pasatiempo que dure toda la vida.
 
4. Más de 12 años
A esta edad comienza a desaparecer la necesidad de jugar. Es el momento de estimular las aficiones que se hayan ido adquiriendo a lo largo de la niñez, o de investigar en distintas actividades que faciliten el ocio. La principal tarea de esta etapa es la construcción de la propia identidad. Se trata de elaborar un proyecto vital en las distintas esferas de la vida adulta. Es muy importante colaborar con los adolescentes en la consecución de estos objetivos, porque cuando no disponen de oportunidades positivas para establecer su identidad pueden resolver la tarea identificándose plenamente con ideologías o grupos de referencia negativos o absolutistas.
 
Todo aquello que fomente sus aficiones como los libros, la música, la ropa y los videojuegos no violentos son los mejores regalos que se les puede hacer.
 
Fuente: El Mundo
 
Publicado el 24 de diciembre de 2015.

 

Tags: 
portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top