Sala de prensa

Enseña a tus alumnos cómo escribir una calavera literaria

Te compartimos cinco sencillos pasos para que tus alumnos aprendan a hacer estos poemas cómicos en el Día de Muertos.

 En la entrada anterior ya hablamos un poco de las calaveras literarias: esa tradición mexicana que consiste en escribir poemas burlescos a una persona y en los que La Muerte siempre es uno de los personajes principales.

Hoy vamos a profundizar sobre esta forma de expresión, ya que además de ser una actividad divertida y relacionada con estos días festivos de noviembre, es una gran manera de que tus alumnos trabajen habilidades como la creatividad, el lenguaje y la comunicación escrita. 

A continuación, te explicamos cómo escribir una calavera literaria en 5 sencillos pasos:

1. Elegir el destinatario

Lo primero es escoger la persona a quién va dedicada la calavera. Puede ser un compañero de clases, un maestro, los papás o un amigo.

2. Definir una situación

En la calavera literaria, La Muerte (o La Parca, La Calaca, La Flaca, La Huesuda) visita al personaje principal en una circunstancia cotidiana de su vida. Si se trata de un maestro, por ejemplo, la Muerte lo podría encontrar en su salón de clases. 

3. Tomar en cuenta la ironía

La ironía es un recurso retórico que es la esencia de lo cómico en una calavera literaria. Este puede lograrse de mucha maneras, por ejemplo, cuando el personaje trata de engañar a La Muerte pero es descubierto de forma inesperada, o por el contrario, cuando el personaje consigue burlar a La Flaca. En este punto es importante usar la imaginación para definir una situación divertida.

4. Definir la estructura

Antes de antes de comenzar a escribir, es importante determinar si usaremos métrica o no, el número de versos por estrofa y la cantidad de estrofas. Para los principiantes es más fácil no apegarse a una métrica, usar rimas libres y limitar el poema a dos estrofas de seis u ocho líneas. Recurrir a rimas asonantes es una posibilidad, es decir, palabras aproximadas con sonidos parecidos. Por ejemplo: luna y espuma.

5. Redacción 

Puedes proponer a tus alumnos que en un primer momento escriban su calavera sin tomar en cuenta las rimas. Es decir, que pongan en papel versos libres con la historia que quieren contar. Una vez escrita, será más fácil comenzar a buscar las rimas necesarias para darle ritmo y sonoridad a la calavera. Buscar palabras que rimen puede ser un ejercicio colaborativo, donde participe todo el grupo.

 

 
portada_blog: 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Con el propósito de evitar el spam, por favor transcriba los caracteres que aparecen en la imagen:
7 + 3 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top