<br /> &lt;br /&gt;

Sala de prensa

El sistema educativo italiano también enfrentará reformas a sus leyes

sistema educativo italiano

  • Los aspectos más polémicos de la reforma como el financiamiento privado fueron eliminados del proyecto de ley.

La Cámara de Diputados de Italia aprobó hoy el proyecto de ley de reforma educativa del Gobierno del Primer Ministro, Matteo Renzi, que someterá a valoraciones externas a los responsables de los centros y prevé contratar a 100 mil profesores.

 

“Este no es un acto final, sino un paso inicial de un nuevo protagonismo de la escuela”, dijo la Ministra italiana de Educación, Stefania Giannini, tras la aprobación definitiva de la ley, según recogieron los medios locales.

 

Esta reforma de la enseñanza no universitaria, contempla que los directores escolares se sometan a una valoración externa que vigilará su trabajo como responsables de los centros. Asimismo, 100 mil profesores de primaria y secundaria que hasta ahora tenían contratos precarios, serán contratados a partir de septiembre siempre que pasen un año de prueba.

 

La figura del profesor suplente que cada curso escolar es enviado a uno u otro centro educativo según las exigencias, también será eliminada, lo que permitirá dar más estabilidad y continuidad didáctica a los estudiantes, según el Gobierno.

 

Entre otros rubros, el gobierno prevé destinar 200 millones de euros como premio a los mejores docentes que contribuyan a fomentar la calidad en la educación, la renovación de la escuela como entidad y empleen métodos didácticos innovadores.

 

Una comisión formada por padres, docentes y estudiantes estudiará cada caso y decidirá quiénes son los mejores profesores para que estos puedan recibir 500 euros y emplearlos en su formación académica.

 

Asimismo, establece el llamado “School bonus”, un bono que supondrá beneficios fiscales en la declaración de la renta de aquellos ciudadanos que hagan donaciones a los colegios.

 

Los dos aspectos más polémicos que incluía el texto inicial, como la medida que preveía que los ciudadanos pudieran devolver una parte de la asignación tributaria del impuesto sobre la renta al centro educativo que eligieran y la posibilidad de que los centros puedan contar con financiación privada de patrocinadores o mecenas finalmente quedaron eliminados.

 

El texto, denominado “La Buena escuela”, fue aprobado de manera definitiva con 277 votos a favor, 173 en contra y 4 abstenciones, de los cuales cuatro votos contrarios y tres abstenciones provinieron del propio Partido Democrático (Pd) de Renzi.

 

Fuente: ElDiario.es

 

Publicado el 10 de julio.

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top