Sala de prensa

Diez acciones para sobrevivir al regreso a clases

regreso a clases

  • Reutilizar material del curso anterior, crear tus propios cuadernos, preparar las loncheras una noche antes, o hacer rondas con los vecinos, son algunas ideas que te permitirán ahorrar dinero y tiempo este regreso a clases.

El regreso a clases supone no solo un cambio de rutina para la familia, después de un periodo prolongado de vacaciones, también implica un fuerte gasto para las finanzas familiares, debido a la compra de útiles y uniformes escolares.

Para que el regreso a clases no sea tan complicado, te proponemos algunas medidas que puedes llevar a cabo:

  1. Revisa el material escolar que tienes en casa, y encuentra lo que pueda reutilizarse. Cuadernos, plumas, lápices y colores, son algunos de los materiales más comunes, que se pueden volver a usar.
  2. Puedes hacer tus propios cuadernos, retirando el espiral y las hojas limpias de los cuadernos con medio uso. Usa estos mismo espirales para integrar las hojas sin usar, y tendrás un cuaderno nuevo.
  3. Las mochilas que estén maltratadas se pueden llevar a reparar, o bien colocarles parches divertidos, pegados o cosidos, que ayuden a ocultar y prevenir un mayor deterioro.
  4. Las hojas impresas que no se utilizaron pueden ser usadas para tomar notas, hacer ejercicios o tomar recados.
  5. Si tienes que comprar material, revisa cuándo y en dónde se llevarán a cabo las Ferias de Regreso a Clases, organizadas por la Procuraduría Federal del Consumidor, donde se ofrecen productos de calidad a un buen precio.
  6. Antes de comprar, revisa precio y calidad de los productos que estás adquiriendo.
  7. En el caso del uniforme, si debes comprarlo, recuerda que tus hijos seguirán creciendo a lo largo del año, por lo que al seleccionar la talla deberás tomar en cuenta eso. Si ahora le quede muy largo, puedes subir el dobladillo e ir bajándolo conforme sea necesario.
  8. Organízate con tus vecinos para llevar a los niños al colegio y compartir el vehículo. Hacer rondas con tus vecinos te permitirán ahorrar gasolina y tiempo.
  9. Planea el refrigerio que les pondrás a tus hijos durante toda la semana, dispón de la fruta o lo que vayas a enviar desde una noche antes, así no te verás presionada por los tiempos.
  10. Prepara las mochilas y los uniformes una noche antes, de esa manera evitarás contratiempos al día siguiente.

Fuente: Fundación UNAM y Profeco

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top