<br /> &lt;br /&gt;
<br /> &amp;amp;lt;br /&amp;amp;gt;

Sala de prensa

<br /> &lt;br /&gt;

Cumple veinte años programa de fomento a la lectura

fomento a la lectura

  • El Programa Nacional Salas de Lectura ha sido reconocido por el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe, como un programa modelo para la difusión de la lectura en Latinoamérica.

A 20 años de su creación, el Programa Nacional Salas de Lectura ha implementado distintas ideas y herramientas para promover y fomentar la lectura: las más numerosas e importantes son las salas de lectura, los paralibros, los librobicis, los  centros de lectura, y los módulos de lectura en los centros de trabajo.

Cualquier espacio es válido para los integrantes del programa promovido por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), a través de la Dirección General de Publicaciones, en conjunto con las Secretarías e Institutos de Cultura de los estados de la República Mexicana.

Las salas de lectura son los espacios más numerosos del programa, con un total de 2 mil 318 repartidas en casas, parques, escuelas, albergues y plazas. En ellas, las personas pueden sentarse a leer y a debatir un libro de su catalogo con más de 365 libros. Las salas son administradas por voluntarios, quienes han recibido capacitación como promotores de lectura, a través del Diplomado para la Profesionalización de Mediadores de Lectura, impartido por la Universidad Autónoma Metropolitana.

Además de las salas, existen alrededor de 315 paralibros, que son muy parecidos a una parada de autobús, instalados en parques, plazas y otros espacios públicos. Su colección básica es de 365 libros, disponibles a través de un mediador que ofrece asesoría y préstamo a domicilio, en horarios y días fijos.

Por su parte, los librobicis, son vehículos manejados por mediadores, equipados para transportar un acervo de alrededor de 130 libros que se renuevan constantemente. Actualmente existen 15 de estos transportes destinados para la lectura en sitio.

Las instalaciones de más grandes del programa son los centros de lectura. En ellos, no solo están presentes los promotores de lectura, sino también los escritores, lectores, maestros, y cualquier interesado se da cita en el lugar. Su acervo bibliotecario es de más de 600 títulos para lectura en sitio o préstamo a domicilio, Además de libros albergan videos, mapas, películas y otros materiales, y cuentan con computadoras, tabletas, conexión a Internet, videoteca de la Cineteca Nacional, talleres y formación continua.

El programa también contempla módulos de lectura en centros de trabajo. Éstos cuentan con un acervo de alrededor de 50 libros diseñado, de manera específica, para el perfil de los trabajadores del lugar.

El proyecto es tan exitoso e innovador que ha sido reconocido por el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe, como un programa modelo para la difusión de la lectura en Latinoamérica, al poner especial énfasis en la creación de espacios de lectura comunitarios.

¿Tu ya te has acercado a algún espacio de este tipo?

Fuente: Conaculta, Programa Nacional de Salas de Lectura

 

Tags: 
portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top