Sala de prensa

Crecer y aprender en la era digital

Aprender en la era digital

  • Una investigación de Sonia Livingstone y Julian Sefton-Green analiza el aprendizaje y la sociabilidad juvenil en un grupo de jóvenes londinenses.

El pasado 25 de julio citamos a la académica británica Sonia Livingstone en una entrada sobre el uso de tablets en los niños de edad preescolar (link). Hoy hablamos de nuevo de esta profesora de la London School of Economics y autora de una veintena de libros, a propósito de un documento reciente que publicó junto a Julian Sefton-Green.

Se trata del libro The Class: Living and Learning in the Digital Age (La clase: vivir y aprender en la era digital), que está disponible para su lectura en línea. Y que según Inés Dussel, autora del blog Eduforics, “debería convertirse en una referencia obligada para los estudios sobre jóvenes y cultura digital”.

Tanto Livingstone como Sefton-Grres se dedican a investigar sobre infancia y medios. En este estudio, siguieron durante un año a 28 adolescentes de 13 años de una escuela londinense. Estudiaron cómo se conectan el ámbito escolar, doméstico y de amistades. “Buscaron analizar cómo aprenden dentro y fuera de la escuela, su sociabilidad online y offline, y cómo van creciendo en un mundo hiperconectado, con demandas a veces contradictorias de las familias, los pares y la escuela”, explica Dussel.

Y encontraron que, a pesar de la retórica de la gran aldea global, la mayoría de los chicos prioriza la comunicación cara a cara y el tiempo con sus familias. Usan las tecnologías digitales con mucha frecuencia, pero no de forma homogénea ni indiscriminada. No se aventuran con desconocidos y la mayor parte del tiempo lo dedican a ver los contenidos (imágenes, textos, sonidos) producidos por otros.

Se analiza también la perspectiva de las familias, que ante la creciente presión de “educar bien a sus hijos” abrazan las nuevas tecnologías, dice Dussel. Los padres no siempre tienen claridad sobre qué tipo de aprendizajes y beneficios tiene el acceso a la información para sus hijos. Creen que es bueno que estén conectados, pero también que hay que poner reglas para dedicar un tiempo a la familia.

Para Dussel, lo más valioso del trabajo de Livingstone y Sefton-Grres es la importancia dada a la civilidad en la escuela, “una dimensión que se juzga muchas veces como conservadora o disciplinaria pero que es central para la formación ciudadana actual”. También destaca el punto de vista que permite conocer las tensiones del Londres actual y cómo los chicos las experimentan en un mundo hiperconectado.

Fuente: Eduforics

Publicado el 3 de agosto de 2016.

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top